El presidente también se refirió al polémico cruce entre Julio De Vido y Santiago Cafiero, su jefe de Gabinete.


El presidente Alberto Fernández ratificó este lunes que “no hay presos políticos” en la Argentina y le pidió a sus “compañeros” del peronismo que dejen de discutir sobre el tema, dado que las “detenciones arbitrarias” que hizo la Justicia durante el gobierno anterior no están en manos del Poder Ejecutivo, por lo que él no puede resolverlo.

Ante la consulta por la polémica que se desató cuando el exministro de Planificación, Julio De Vido, cruzó a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y a su canciller, Felipe Solá, Fernández se mostró molesto. Incluso no ocultó su enfado por las discusiones entre los propios integrantes de su administración.

Siento que es una discusión tan innecesaria la que estamos viviendo, tan innecesaria. Porque si hay alguien que durante cuatro años cuestionó los procedimientos judiciales y las detenciones arbitrarias que la Justicia impulsaba fue Alberto Fernández. Lo vengo haciendo desde 2016 cuando todos los que hoy ponen el grito en el cielo se callaban”, dijo.

En ese año, recordó, un 31 de diciembre fue a ver a Milagro Sala y dijo que ella estaba soportando una detención indebida por su condición política. “Dije mil veces que los procesos estaban muchas veces viciados por sus formas y que siempre eso recaía sobre procesos que afectaban a opositores del gobierno de Macri”, afirmó.

Milagro Sala en la primera jornada del juicio oral y público. (Web)

En declaraciones a radio Continental, sostuvo que le ha puesto nombre y apellido a los jueces que con sus doctrinas jurisprudenciales han “institucionalizado una doctrina muy penosa para la Argentina que permite el encarcelamiento preventivo de un modo desmedido sin que exista sentencia definitiva”. E insistió: “Me he cansado de decirlo. A veces lo dije en soledad. ¿Qué parte no entienden? ¡Qué parte no entienden!”.

Sobre el resto, Fernández afirmó que es una “discusión semántica”. Pero aclaró que el tema semántico no es menor y eso hay que entenderlo. “Porque el preso político técnicamente es el preso que está a disposición del Poder Ejecutivo, es el preso sin causa. Y yo no tengo ningún preso sin causa, no tengo a nadie detenido a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. ¡Y obviamente que me molesta que me digan que tengo presos políticos porque no los tengo!”.

Fernández sostuvo que Sala era “una presa política” en 2016 porque no había una causa con sentencia que se justificara su encarcelamiento. “Por eso fui a verla y le planteé a los funcionarios de la Organización de los Estados Americanos lo que ella estaba padeciendo. Y lo dije”, afirmó.

“También me cansé de decir en el caso puntual de Cristina, que estaba siendo sometida a un montón de arbitrariedades en los procesos por la sola condición de ser una opositora al gobierno. Y esto lo hacía, quiero aclarar, cuando ni siquiera hablaba con Cristina y estábamos en lugares distintos. Por eso yo no sé que estamos discutiendo, no sé qué nos quieren hacer discutir y no sé en qué lugar me quieren poner. Francamente no lo entiendo, francamente”, expresó el Presidente.

Fernández aclaró que en ningún momento le pidió a Abuelas de Plaza de Mayo, institución que conduce Estela de Carlotto, que no hable de estos temas judiciales. “Yo lo que dije es que tenemos que ser prudentes, porque si en el mundo escuchan hablar que en la Argentina hay presos políticos, lo primero que piensan es que Alberto Fernández tiene gente encerrada en la cárcel por la condición política”, advirtió.

El Presidente señaló que cada vez hay más personas que se habían declarado “arrepentidas” y ahora se “quiebran” y cuentan que las “incentivaron” para declarar contra opositores durante el gobierno de Mauricio Macri. “Hay personas que están presas por causas que se construyeron en su contra por la sola condición opositora. Esto lo dice por ejemplo (la abogada) Graciana Peñafort. Y eso es cierto”, agregó.

Para cerrar el tema dijo: “Ahora, el preso político es el preso que está a deposición del poder político. Si lo estuviera, lo que tendrían que pedirme es que yo cese esa detención. ¡Y cómo quieren que yo cese esa detención sino está en mis manos!”.

“Yo además le pido a todos los compañeros que se den cuenta que nos están haciendo discutir un tema en el que no estamos en desacuerdo. Porque si alguien ha sido crítico con el accionar de la Justicia es Alberto Fernández. Y no es desde que es candidato, desde mucho antes, de cuando ni siquiera hablaba con Cristina. Y hay que decirle a los compañeros que no seamos tontos, que no caigamos en este debate porque lo que quieren hacernos pelear entre nosotros, es dividirnos. Y no estamos divididos. Todos sabemos lo que hizo la Justicia”, afirmó.




Comentarios