Al mismo tiempo sostuvo que el Juez Federal "con Cristina tenía un fetiche" y que "hubiera preferido que tenga una larga vida y que pague".


Tras la confirmación de la muerte del juez federal Claudio Bonadio, una de las primeras personas que habló fue uno de los abogados de Cristina Kirchner y sus declaraciones fueron polémicas. “La muerte lo salvó a Bonadio, va a evitar ser juzgado“, dijo Gregorio Dalbón.

El odio llevó a Bonadio a la muerte“, señaló al mismo tiempo el abogado que lo apodaba “El Sicario”, según detalla Clarín. ​Y al mismo tiempo remarcó que con la muerte del Juez Federal “se muere una de las peores partes de la Justicia”.

Al mismo tiempo sentenció: “Se murió un soberbio, se murió un tipo que le sacó el tratamiento de cáncer a (Héctor) Timerman. Lamento que se haya muerto porque me hubiera gustado que el Consejo de la Magistratura le de una posibilidad de defenderse de las arbitrariedades”.

Por otra parte sostuvo que no le alegra la muerte de Bonadio ya que “hubiera preferido que tenga una larga vida y que pague por todos los juicios que armó y la gente que metió presa y podrían estar en libertad hasta que una sentencia firme dicte lo contrario. La muerte le sienta bien”.

En relación a las causas que tenía el Juez Federal, el abogado sostuvo que “con Cristina tenía un fetiche y una cobardía muy grande” ya que “cuando no tuvo fueros, no le dictó una prisión preventiva. El tipo esperó a que tenga fueros y con eso jugar al lawfare”.




Comentarios