Según el fiscal Diego Escoda, "es usual que las personas hagan eso después de cometer un delito".


A raíz de un video que se sumó recientemente a la causa, la Justicia investiga si los rugbiers imputados por asesinar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell se cambiaron de ropa poco después de la golpiza en el boliche Le Brique.

“En principio los imputados por el asesinato se habrían cambiado de ropa en la esquina de la escena del crimen, para luego ir a un local de comidas rápidas”, dijo el fiscal general de Dolores, Diego Escoda. En diálogo con TN contó que “es usual que las personas hagan eso después de cometer un delito”.

Sobre las causas de la muerte de Báez Sosa, indicó: “Fernando tuvo un golpe muy fuerte en el cráneo que no produjo pérdida de masa encefálica y también uno en el hígado. El deceso se produjo por un sangrado interno en el cerebro”.

“Ahora se inicia una semana de reflexión de información con pruebas que ya fueron presentadas y etapa de compaginación de las pericias para decidir la fiscal si va a solicitar la prisión preventiva”, agregó.

Los 10 rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa llegan a la segunda rueda de reconocimiento en Villa Gesell. (Clarín)

Los rugbiers que están detenidos en Dolores son Máximo Thomsen, Ciro, Luciano y Lucas Pertossi, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Enzo Comelli, Juan Pedro Guarino, Blas Cinalli y Milanesi. Todos están imputados del delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”, Thomsen y Ciro Pertossi como “coautores” y el resto como “partícipes necesarios”.

Mientras, la fiscal Verónica Zamboni pidió ante el juez de garantías David Mancinelli el sobreseimiento de Pablo Ventura, el joven remero que fue señalado por los propios rugbiers como implicado en la golpiza, pero que luego demostró su inocencia.




Comentarios