El suizo Roger Federer salvó siete match points y le ganó al estadounidense Tennys Sandgren para meterse en las semifinales del Abierto de Australia por decimoquinta vez. El número 3 del mundo logró una gran remontada, y se impuso por 6-3, 2-6, 2-6, 7-6 (8) y 6-3.

"Según fue avanzando el partido, empecé a sentirme mejor de nuevo y toda la presión desapareció'', dijo el campeón de 20 torneos de Grand Slam. "A veces necesitas suerte, porque en esos siete match points no tienes el control'', comentó además.

Uno de esos "golpes" de suerte pudo haber sido el que le dio una de las ball girls a su rival, durante el cambio de lado en el 3-3 del tie break del cuarto set. La joven alcanzapelotas se llevó por delante sin querer una de las piernas de Sandgren, que se había inclinado sobre su banco para agarrar una botella.

Sandgren mostró algunos signos de dolor y le comentó al umpire lo que había sucedido, mientras la niña moría de vergüenza y preocupación por su imprudencia. De todos modos, el norteamericano se recuperó y siguió jugando.

Ahora, el suizo enfrentará nada menos que al serbio Novak Djokovic, número 2 en el ránking mundial, que eliminó al canadiense Milos Raonic en otro de los encuentros por cuartos de final.

Tennys Sandgren se toma a pierna tras ser golpeado por la alcanzapelotas. (Foto: Hannah Mckay/REUTERS)
Tennys Sandgren se toma a pierna tras ser golpeado por la alcanzapelotas. (Foto: Hannah Peters/Getty Images)
Tennys Sandgren se toma a pierna tras ser golpeado por la alcanzapelotas. (Foto: Issei Kato/REUTERS)