Es debido a los altos costos y a las denuncias de corrupción que presuntamente se habrían cometido durante el mandato de Mauricio Macri.


El ministro de Transporte, Mario Meoni, comunicó este lunes que el Gobierno rescindirá el contrato de obra del soterramiento de la línea de ferrocarriles Sarmiento que había otorgado a un compendio de empresas, entre las que se encontraba el gigante brasileño Odebrecht, debido a los altos costos y a las denuncias de corrupción que presuntamente se habrían cometido durante el anterior mandato de Mauricio Macri para su concesión.

Meoni explicó en una conferencia de prensa en Casa Rosada que el Gobierno “está trabajando y avanzando en la rescisión de los contratos para las obras del soterramiento porque la forma en la que está planteada es inviable“.

Es necesario invertir más de 1.500 millones de dólares y en el marco de la crisis que existe hoy no podemos llevar a cabo una obra de esas características“, insistió Meoni, quien agregó que existe un diálogo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Muchas veces se han tomado decisiones políticas en Argentina que tienen consecuencias económicas muy graves y nosotros no vamos a hacer eso. Vamos a cuidar los recursos. Quiero ser muy prudente respecto de esto para evitar problemas al sector público”, dijo el ministro de Transporte.

De esta manera, Meoni hizo referencia a las acciones que el anterior Gobierno llevó a cabo cuando a través de la empresa Iecsa al otorgar la obra a la constructora familiar de los Macri. El concurso exigía que la compañía que lograba el contrato debía sufragar toda la obra.

Sin embargo, la alianza de Iecsa con Odebrecht, la española Comsa y la italiana Ghella resultó insuficiente y Macri firmó un decreto por el cual el Estado sufragaba parte de la obra con casi 700 millones de dólares, según explica el diario “Página 12”.




Comentarios