La dupla nacional sucumbió en dos sets frente a los representantes europeos y para clasificar a la siguiente ronda habrá que esperar algunos resultados. La última serie, ante la siempre difícil Croacia.


El sueño que mantiene el equipo argentino para clasificar a la segunda ronda de la primera ATP Cup de la historia pasó a ser una especie de utopía tras la dura derrota del dobles frente a Austria, que se impuso en dos sets sin sobresaltos y liquidó la serie con un contundente 3-0 sobre el equipo capitaneado por Gastón Gaudio.

Tras las derrotas iniciales de Guido Pella y Diego Schwartzman, frente a Dennis Novak y Dominic Thiem respectivamente, Máximo González y Andrés Molteni sucumbieron ante la dupla austríaca integrada por Oliver Marach y Jürgen Melzer (6-1, 6-4) y no pudieron conseguir un punto que podría haber sido importante para las ambiciones albicelestes.

Los austríacos Oliver Marach y Jürgen Melzer, en acción frente a los argentinos Máximo González y Andrés Molteni durante un partido de dobles por la ATP Cup 2020. Foto: EFE/EPA/MARK EVANS

El dúo argentino, que había logrado la victoria en el debut contra Polonia, nunca pudo meterse en partido ante su par austríaco, que se mostró más preciso y determinante en los momentos claves del match.

Mientras que en la manga inicial Marach y Melzer dominaron las acciones a piaccere, en el segundo set González y Molteni subieron su nivel devoluciones más incisivas y saques profundos. Sin embargo, esa producción no alcanzó para doblegar a los rivales de turno, que cerraron la victoria mediante un cómodo 6-3.

A rezar por un milagro

Consumada la caída ante Austria, ​ahora Argentina no solo precisa vencer a Croacia en la última jornada de la fase de grupos, sino que además deberá esperar un guiño de otros contrincantes.

En primer lugar, si Argentina venciera 3-0 a Croacia el próximo miércoles y Austria cayera frente a Polonia, el elenco nacional quedaría primero de su grupo y avanzaría sin problemas. Pero es algo bastante improbable, ya que los croatas vienen demostrando una gran performance y habría que aguardar el guiño de los polacos.

REUTERS/Asanka Brendon Ratnayake

En el caso de que la albiceleste superara a los croatas sin perder un solo partido pero Austria lograra un triunfo, Pella, Schwartzman y compañía podrían aspirar a clasificar como uno de los dos mejores segundos.

Por su parte, si Argentina superara por 2 a 1 a Croacia y el equipo de Thiem venciera a los polacos, la ecuación matemática sería muy desfavorable para Argentina en función de los sets y games perdidos. Si se perdiera con cualquier marcador en la última fecha, Argentina si o si pegará la vuelta al país. 




Comentarios