El presidente adelantó que "entre hoy y mañana" se definirá el monto. Y volvió a cargar contra los empresarios por los "precios desmedidos".


Antes de que se defina el monto de la suba salarial a trabajadores públicos y privados, los cuales serán a cuenta de futuros aumentos, el presidente Alberto Fernández brindó la primera entrevista de 2020 y advirtió a la CGT para no hacer “pedidos desmedidos”.

Queremos que las paritarias funcionen, pero queremos garantizar un aumento mínimo, para que los empresarios no se abusen. Y también, a los que trabajan, que tengamos en cuenta la situación y no hagamos pedidos desmedidos”, sostuvo el mandatario en diálogo con Radio 10.

El presidente Alberto Fernández junto a Héctor Daer (d) y Carlos Acuña (i), representantes de la CGT. EFE/ Frente De Todos

En tanto, Fernández aseguró que “todo repercute finalmente sobre el resultado de la economía”, al mismo tiempo que insistió con que “todos tenemos que ser cuidados”.

Seguido, confirmó que “entre hoy y mañana” el Gobierno nacional publicará el decreto para que se establezca un aumento salarial para los trabajadores del sector privado, que sirva como base de referencia las futuras discusiones paritarias.

Según confirmaron fuentes oficiales a Clarín, el aumento para públicos y privados oscilaría entre los 6 y 9 mil pesos y, según se especula, quedaría eximido del pago de aportes y contribuciones patronales, pero sí aportaría a ítems como aguinaldo, indemnizaciones y vacaciones.

Por otra parte, Fernández volvió a criticar este jueves los aumentos de precios injustificados, lamentó que “los empresarios tienen la tendencia a construir precios, a construir inflación solamente por expectativas” y advirtió que “es imposible vivir así”.

“Nosotros tenemos detectado un aumento de precios no justificado económicamente en los últimos meses”, manifestó el Jefe de Estado y remarcó que con esa información se sentaron a negociar con los representantes de los supermercados y los productores de alimentos para que se hagan cargo de dos tercios del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la Canasta Básica.

Seguido, Fernández alertó que “en la Argentina se construyen expectativas” inflacionarias “de un modo peligrosísimo” y volvió a cuestionar a los empresarios que en medio de la transición de Gobierno “por las dudas, empezaron a aumentar los precios”.

“Aumentan de este modo por la historia argentina, porque los empresarios tienen la tendencia a construir precios, a construir inflación solamente por expectativas”, reiteró en declaraciones a radio 10.

Y luego de recordar que este jueves se relanza el programa Precios Cuidados, el Jefe de Estado aclaró que desde el Gobierno nacional “van a cuidar a fondo” que se cumpla con ese plan con el que se tratan de establecer precios de referencia.

“Hay que salir de esta zozobra que vivimos todos de cuándo va a subir el precio, cuánto van a subir los tomates, la carne. Es imposible vivir así y además es imposible cuando no hay causas que lo justifiquen”, subrayó.

Días atrás, el Presidente también manifestó públicamente sus quejas contra los empresarios que fijan incrementos injustificados y, en medio de las negociaciones para que se compense el retorno del IVA sobre los productos alimenticios, dijo: “No es posible que a los empresarios haya que llevarlos a los latigazos”.

El rediseño de los créditos UVA

Fernández también justificó su decisión de extender por 30 días el beneficio para asistir a quienes poseen un crédito hipotecario ajustable por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). “Estamos trabajando, por eso durante un mes volvimos a postergar el aumento, es un tema que me hace acordar mucho a la salida de la convertibilidad cuando la gente quedó enganchada con deudas en dólares y la devaluación fue del 400 por ciento, para mi ese es el antecedente más claro que tenemos”, dijo.

Créditos UVA. (Foto. Archivo)

“En aquel momento, el tema llegó a la Corte y la Corte plantó un principio, que fue el principio del esfuerzo compartido. Es decir, ha pasado algo en la economía que ni deudor ni acreedor previeron adecuadamente y como consecuencia de lo que está pasando, el acreedor se benefició más de lo que esperaba, entonces hay que hacer un esfuerzo entre los dos. Así que nosotros estamos trabajando sobre esa lógica de esfuerzo compartido”, explicó.

Aunque reconoció que aún no se diseñó la solución definitiva, adelantó: “Estén seguro que el sistema UVA tal como estaba funcionando no va a volver a funcionar”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires. 




Comentarios