El conductor habló sobre el cierre del programa y se emocionó al escuchar a Débora Plager.


La programación de América dio un giro inesperado para el 2020. A la salida del aire de “Animales sueltos” y “Pamela a la tarde” se sumó con su despedida “Involucrados”, el ciclo que hasta el viernes pasado fue conducido por Mariano Iúdica.

El conductor de 49 años se mostró conmovido frente a las cámaras. “Para mí es muy movilizador pero lo que pasa es que dos programas de actualidad todos los días (también conduce Polémica en el bar) hace que uno viva continuamente los problemas de la gente y es muy difícil física, psicológica y hasta emocionalmente”, comenzó a relatar Iúdica.

Con respecto a su exigente rutina, el conductor y animador amplió: “Repercute en mi casa y creo que es la mejor decisión”. No quiso despedirse sin agradecer a Kuarzo, la productora con la que inició el ciclo y al canal.

Además, Iúdica afirmó: “Involucrados fue un programa diferente desde el minuto uno y es una emoción haber hecho un programa distinto en la televisión argentina”. Muy conmovido cedió la palabra a sus colegas. Cuando Débora Plager comenzó a hablar, el conductor rompió en llanto. La panelista elogió al conductor por su solidaridad y seriedad como compañero de trabajo.

Si bien aún no hay novedades sobre el futuro del canal, lo cierto es que la agende desde enero del año entrante será completamente distinta a lo que ofreció durante los últimos dos años. 




Comentarios