El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, firmó este viernes una resolución por la que congeló por un plazo de 180 las dietas de los legisladores, y el Senado avanzará con una medida similar.

La resolución firmada por Massa congela los sueldos y dietas de diputados y personal político (asesores) de la Cámara baja en el marco de la emergencia económica solicitada por el Gobierno nacional.

La decisión fue tomada después de la fuerte polémica generada por las jubilaciones de privilegio de ex jueces y ex diplomáticos. Eso puso el foco sobre la necesidad de que el poder político aporte una señal de “solidaridad”.

Resolución sobre el congelamiento de dietas

El Frente de Todos decidió avanzar en sintonía con el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, quien había presentado un proyecto de resolución para suspender los aumentos de las dietas de los legisladores por 180 días.

"Entendemos que la política no puede quedar ausente del esfuerzo que se le pide al resto de la sociedad. Sería contradictorio exigir a los jubilados que resignen una porción de sus ingresos mientras que los legisladores nacionales aumentan sus dietas", planteó Naidenoff.

En tanto, en la Cámara baja el diputado también macrista Waldo Wolff presentó una iniciativa de declaración en el que propuso que se congelen las dietas de los legisladores en todo 2020 y que no aumenten los sueldos de los funcionarios públicos, pero esta idea no tuvo adhesiones.

En acuerdo con la oposición, Massa consideró necesario avanzar con la iniciativa tras la sanción de la ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la emergencia pública.

Esa ley declaró la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social. Y eje central, consideró el presidente de la Cámara, se basa en la recuperación integral de las personas más vulnerables y relegadas.

"En atención a estos objetivos, resulta imprescindible transitar el camino de la austeridad en la función pública, guiados por la ética de la solidaridad y promoviendo políticas acordes a la realidad", escribió Massa en su resolución.

Además, analizó que resulta imperioso efectuar una revisión y análisis de los gastos que se efectúan en la Cámara, en línea con la situación de emergencia económica y social que vive el país.