El exfuncionario, que lleva 15 meses preso por la causa de los cuadernos K, habló desde la cárcel de Ezeiza.


Roberto Baratta, el ex número dos del ministerio de Planificación durante el kirchnerismo, aseguró este martes que él y otros exfuncionarios no quieren un indulto sino que las causas sean “revisadas de principio a fin”.

Baratta lleva un año y tres meses por la causa de los cuadernos y anteriormente estuvo seis meses preso por la causa “Gas Natural Licuado”, en ambos casos por pedido del fiscal Carlos Stornelli y orden del juez Claudio Bonadio.

El exsecretario de Coordinación del ministerio de Planificación (número dos del ministerio de Planificación Federal) habló con radio El Destape desde la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra detenido.

Roberto Baratta. (Web)

Dijo que él está preso por “causas inventadas” y lamentó que su familia haya sido “atacada de la peor manera” por los medios de comunicación al dar por “sentencia” las acusaciones en su contra.

“Comparto lo que dijo Alberto Fernández sobre la revisión de las causas. Nosotros no queremos ningún indulto, sino que las causas sean revisadas desde el principio hasta el fin”, dijo Baratta.

Y señaló que las causas por presunta corrupción (en las que aún no hay sentencia) fueron “inventadas como un show y un circo armado, para tapar medidas económicas, malestares sociales y leyes en el Congreso”.

Al referirse al cambio de Gobierno, el exfuncionario dijo: “No pretendemos ponernos en el papel de víctima. Queremos que se sepa la verdad. Nosotros no queremos ningún indulto”.

Según dijo, en la causa por los presuntos sobreprecios en la causa GNL hubo “dos pericias que demostraron que se registraron los hechos denunciados con un peritaje falso”.

“A pesar de las pericias que dicen que no hay sobreprecios la Cámara Federal nos dejó a mí y a De Vido por las dudas procesados”, se quejó Baratta.

Lázaro Báez. Foto: Eitan ABRAMOVICH / AFP.

Este lunes el también detenido empresario Lázaro Báez habló desde la cárcel de Ezeiza y manifestó su expectativa por la llegada del gobierno del presidente electo: “Ojalá este viento nuevo nos permita acceder a una justicia verdadera”.

Al igual que Baratta, Báez renovó sus críticas contra la administración de Mauricio Macri. “Los verdaderos ladrones son estos”, aseguró y dijo que el objetivo de la administración de Cambiemos fue “destruir un proyecto nacional y popular”.

Queremos que se vuelvan a recuperar las instituciones, pero con la seriedad que deberían funcionar, eso pedimos. Y la opción de ser escuchados realmente, porque también hemos sido impedidos de explicar una cantidad de situaciones que no tienen sentido”, dijo cuándo se le consultó qué esperaba a partir de la asunción de Fernández.

Por la corresponsalía de Buenos Aires. 




Comentarios