La periodista levantó la temperatura en Instagram con una jugada publicación.


 “Cada tanto les subo una foto perra para recordarles que no solo soy un cerebro potente y un corazón tierno”, indicó Ansaldi en un posteo en su cuenta de Instagram.

“También soy un cuerpo suculento. Bueno. Traigan papas. #CajitaFeliz”, pidió Connie a sus seguidores en el cierre de la publicación. En la foto se le ve cubriendo sus pechos con sus brazos y en bombacha frente a un espejo en una imagen que rápidamente se llenó de likes.

En agosto, Ansaldi había sorteado la censura de Instagram cubriéndose con una tableta, mientras que en su visita a Friedrichshain, una ciudad ubicada dentro del distrito de Berlín, Alemania.

En esa oportunidad prácticamente dejaba ver sus pezones, aunque luego los cubrió con un ligero retoque digital.

Connie Ansaldi. Foto: Instagram.




Comentarios