El ambiente dentro del vestuario de un equipo que va perdiendo finalizado el primer tiempo suele ser tenso. La voz que predomina es la del técnico, con airadas reprimendas a sus dirigidos y una arenga motivacional para poder dar vuelta el marcador. Sin embargo, se cruza un límite cuando aquello pasa a una agresión, acentuándose si es física.

Este último fue un caso que se dio en Turquía. La Sub-19 del Kayseri Meysuspor caía por 3-1 al término de los primeros 45 minutos y su entrenador Halit Kurt, golpeó a la mayoría de sus dirigidos, a varios de manera repetida. Si bien el duelo se disputó en 2017, las imágenes salieron a la luz hace algunas horas.

El hombre salió a dar explicaciones ante los medios de aquel país: "Tuve que intervenir en el vestuario de alguna manera, y así fue como lo hice. Ganamos el partido 5-3. El entrenador puede tener una sanción o una manifestación disciplinaria, este es uno de ellos". Además, añadió: "Todos mis jugadores se encuentran en un ambiente familiar".

Sobre la propagación del video, que ya alcanzó más de 14 millones de reproducciones en Facebook, expresó: "Todos mis jugadores me apoyan, incluso mis antiguos jugadores me están buscando". De todas maneras, también solicitó las disculpas pertinentes, aunque la federación turca anunció que ha abierto una investigación sobre el caso.