El conductor de "Siempre show" no quiso seguir hablando con un entrevistado por su "destrato".


El conductor de “Siempre Show” Tomás Dente se enojó al aire y cortó el móvil con un entrevistado, porque consideró que había tenido un “destrato”. Fue en conversación con Nicolás Merlín, el bailarín compañero de Sofi Morandi en el Súper Bailando.

Durante el móvil, la conductora Noe Antonelli indagó sobre un romance entre Merlín y Nicolás Sánchez, y le dijo que Facundo Mazzei los había vinculado. “Preguntale a Facu, si es que tiene info. No estoy a la defensiva pero es el último segundo que tenemos antes del vivo”, se quejó el entrevistado.

Ante la insistencia sobre si estaban juntos o no, Merlín respondió evasivo: “Es información que tenés vos”. Y fue entonces cuando el conductor Tomás Dente explotó y cortó el móvil. “Dejalo ensayar”, le dijo al notero y, cuando este quiso hacer una pregunta más, no se lo permitió.

“Se enojó”, le dijo el movilero a Merlín, pero no pareció importarle. “Que se enoje”, dijo antes de retirarse Merlín.

Ya en el piso, Dente se despachó: “No vamos a estar mendigándole una nota a nadie. Por favor se los pido, chicos. No me gusta el destrato de la gente. Hace muchos años que laburo de esto. A mí me responde Susana, Mirtha, dejémonos de joder”, dijo.

Desde mi lugar como conductor, gente displicente, que no te rema las notas, yo, en los móviles de mi programa, no los quiero”, cerró.




Comentarios