Las aplicaciones habrían generado falsas coincidencias, y luego cobraban para que el usuario pudiera responder.


La agencia estadounidense de protección al consumidor abrió un proceso judicial contra la empresa Match.com, dueña de apps como Tinder, Meetic y OkCupid, en el que acusa a la empresa de utilizar prácticas engañosas para captar suscriptores.

Tinder (LIONEL BONAVENTURE / AFP)

La Federal Trade Commission (FTC) aseguró que Tinder y las demás apps generaban “falsos match” con robots para presionar a sus usuarios a que adquirieran el servicio premium y poder contactarse con estas supuestas coincidencias.

Aseguran que Match.com “expuso injustamente a los consumidores al riesgo de fraude”, al permitir que cuentas que había identificado como falsas utilizaran sus diferentes servicios para contactar usuarios reales.

Aplicación de citas Tinder.

La plataforma Match permite crear perfiles de forma gratuita, pero exige a los usuarios el pago de una suscripción si quieren responder a la persona que expresa interés en ellos.

Cuando eso ocurre, la plataforma envía un aviso al destinatario con mensajes como “Llamaste su atención” y ofrece el servicio de suscripción para habilitar la función de respuesta.

Según la demanda presentada por la FTC, Match dejó que cuentas que había marcado como dudosas se contactaran con usuarios legítimos con el fin de que estos compraran una suscripción.

Match.com respondió a las acusaciones de la FTC calificándolas de “completamente infundadas” y aseguró que combate al máximo el fraude en sus diferentes servicios.




Comentarios