El candidato del Frente de Todos le ganó por amplio margen al oficialismo.


Con el 98,57% de las mesas escrutadas, el precandidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, se impuso con el 49,34%, mientras que la mandataria provincial y precandidata a la reelección María Eugenia Vidal alcanzó el 32,56%.

En tanto, el candidato de Consenso Federal, Eduardo “Bali” Bucca, cosechó 545.109 votos (5,82%); Christian Castillo, del Frente de Izquierda Unidad, 304.816 (3,25%), y Gustavo Álvarez, del Frente NOS, 157.835 votos (1,68%).

(Foto: Web)

Estos cinco candidatos -al lograr al menos el 1,5% de los votos requeridos por la ley en las PASO- quedaron en condiciones de competir en octubre en las elecciones generales para gobernador de la provincia de Buenos Aires, donde no hay ballottage y, en consecuencia, el más votado gana obteniendo un voto de diferencia.

Detrás se ubicaron los candidatos de Movimiento de Avanzada Socialista, Unidad de la Izquierda, Frente Patriota Lealtad, Partido Dignidad Popular por la Vida y el Movimiento Organización Democrática.

(Foto: German Adrasti)

El Frente de Todos consiguió una abrumadora cantidad de votos en las secciones electorales Primera y Tercera de la provincia de Buenos Aires, donde, respectivamente, acumuló 16% y 30% más de sufragios que Juntos por el Cambio.

En el resto de las seis secciones electorales, el peronismo logró entre 1 y 6% más de votos que el oficialismo gobernante.





Comentarios