Fue a partir del caso de una jubilada con diabetes a la que le amputaron la pierna equivocada.


El PAMI decidió “suspender de manera preventiva” todas las cirugías traumatológicas programadas de afiliados en el Nuevo Sanatorio Berazategui, donde le amputaron la pierna equivocada a una mujer de 66 años que padece diabetes, y aseguró que “desde un primer momento tomó contacto con las hijas y se puso a disposición”.

“Ante la denuncia realizada por la familia de la paciente Magdalena Leguizamón respecto de la presunta mala praxis efectuada por un médico del Nuevo Sanatorio Berazategui, PAMI informa que puso a disposición todos los medios tanto para su inmediato traslado a otro prestador como para cualquier necesidad surgida a partir de este acontecimiento”, afirmó la obra social en un comunicado.

También informó que inició un “proceso de investigación interna” en el que, entre otras medidas, “se le exigió al sanatorio la presentación inmediata de toda la documentación médica relacionada con el caso en cuestión, a fin de determinar las responsabilidades del prestador“.

“Paralelamente, PAMI está a disposición de la investigación judicial que actualmente se instruye en la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) 7 de esa localidad bonaerense, a cargo de la fiscal Karina Santolin”, continúa el comunicado.

Finalmente, la obra social adelantó que “decidió suspender de manera preventiva todas las cirugías traumatológicas programadas de afiliados” en ese sanatorio, y que “derivará a los pacientes afectados para que sean intervenidos en otros prestadores de la zona”.

En tanto, efectivos de la policía bonaerense allanaron esta tarde ese centro de salud, situado en calle 141 y 14, a pedido de la fiscal Santolín, que caratuló la causa como “lesiones culposas”.

La mujer estaba internada desde el martes 16, por una infección en el cuarto dedo del pie derecho, por lo que se decidió hacer una amputación al día siguiente por indicación del cirujano vascular.

Dado que la infección siguió avanzando, el domingo le comunicaron que debían amputar su pierna derecha.

“Es increíble lo que pasó, esperemos que esto sirva para que no vuelva a trabajar nunca más (el cirujano responsable) y no se siga haciendo lo mismo con otros pacientes”, pidió Mayra, hija de la víctima.

Imputaron al médico que realizó la amputación de la pierna equivocada 

La fiscal Santolini secuestró la historia clínica de la paciente Madgalena Leguizamón, la jubilada a la que le amputaron la pierna equivocada y desde el sanatorio confirmaron que imputaron al cirujano que intervino en esa operación.




Comentarios