Sin embargo, dijeron que solo tienen acceso al 0,2% de las grabaciones y aseguraron que no están asociadas a las cuentas.


Una filtración de seguridad reveló que Amazon y Google escuchan a los usuarios a través de sus teléfonos celulares y otros dispositivos, como Alexa o Google Home.

La investigación original, del medio belga VTR, asegura que empleados de las empresas se dedican a escuchar esos audios para obtener información, que a veces incluye hasta direcciones particulares de los usuarios.

Alexa y Echo y Google Home (AP)

Para que un teléfono esté “escuchando”, no es necesario activar el comando “OK Google”, informaron. También adelantaron que el principal objetivo de estas escuchas es mejorar el motor de búsqueda, hacerlo “más inteligente”.

Entonces los auditores repasan estas grabaciones y extraen datos como los nombres y las edades aproximadas de los usuarios. Las grabaciones sirven después para alimentar el algoritmo del asistente por voz para celulares y del dispositivo doméstico Google Home.

Google, por su parte, admitió que sus empleados tuvieron acceso a las grabaciones de su asistente virtual. 

Google Home, el dispositivo hogareño de Google (REUTER)

La empresa afirmó que sus equipos investigan la filtración de estos datos de audio por parte de un empleado que “no respetó la política de seguridad de datos” de la empresa.

“Procedemos a un análisis completo de nuestros dispositivos de seguridad para evitar que se vuelva a producir”, dijeron, y aclararon que sus empleados solo tienen acceso al 0,2% de las grabaciones, y que estas “no están asociadas a las cuentas de los usuarios”.






Comentarios