La humorista hizo su caracterización de la ex presidenta y mantuvo un tenso ida y vuelta con la diputada nacional en el programa de Mirtha Legrand.


Elisa Carrió aprovechó su visita al programa de Mirtha Legrand este sábado por la noche para presentar su libro Vida.

La diputada nacional realizó un breve repaso por los temas que aborda la biografía, como su niñez, su casamiento, su separación, su conversión al catolicismo, el amor por su padre y sus charlas con Cristina Kirchner en la época en la que ambas eran legisladoras.

La conductora hizo hincapié en la historia de su padre, quien, según Carrió, llegó a ausentarse de su casa en Resistencia, Chaco, hasta por tres meses. “Y tomaba whisky, ¿no?”, le preguntó la diva a la funcionaria, quien respondió afirmativamente.

Fátima Florez, otra de las invitadas al programa de El Trece, se metió en la conversación imitando la voz de Cristina Kirchner y le dijo a Lilita: “En eso salió al padre”. Ante las risas de todos los presentes, Florez siguió bromeando con su clásica imitación: “Quiero decirle a la señora Mirtha Legrand que es un placer estar en este programa. No me invitó, pero de verdad es un placer porque es la mesa más famosa de la Argentina”.

“Lilita” le siguió el juego, como si tuviese a la verdadera Cristina frente a ella: “¿Te acordás cuando estábamos acá sentadas las dos y me dijiste ‘no te rasques la cabeza’ y yo te dije ‘tengo piojos’ y casi te moriste?”

Florez, en la voz de Cristina, aseguró: “Si querés vender tu libro, te recomiendo que lo vendas así: ‘Simplemente, Cristina’. Ya es un bestseller, te voy a dar una mano con el tuyo para que puedas salir un poco adelante”. A lo que Carrió le respondió: “Siempre he sido tanto menos que vos. Tanto menos preparada…” 

“No hace falta que lo aclares. No aclares que oscurece. Por algo fui dos veces presidenta elegida y reelegida por el pueblo, cuando vos sacaste el 1,8 por ciento”, apuntó Florez. “Yo soy la peor de todas. La verdad que me fue tan mal en la vida… No como a ella, que le fue divino”, continuó Carrió. “A mí me fue bárbaro“, concluyó la Cristina de Florez.





Comentarios