El hombre buscó ser detenido dejando el volante a 70 kilómetros por hora. Sin embargo, solo fue demorado y pagará una fuerte multa.


Como Jack y Rose en la famosa película ”Titanic”, Leonard Olsen dejó que la brisa lo golpee en su rostro, con brazos a los costados. Claro, abriendo el techo del auto que él conducía, a 70 kilómetros por hora y en plena ruta de Florida.

El hombre de 70 años hizo esta peligrosa maniobra en la Interestatal 4 que pasa por Miami por una sola razón: ser detenido para escaparle a su esposa. Cuando la policía lo detuvo, el hombre explicó esto ya que ”lo trata como a un sirviente”.

En las imágenes se puede ver como el hombre se mantiene en la misma posición, parado y sin importarle el daño que podría ocasionar a un tercero. Sin embargo, se excusó: ”El auto se maneja solo”. El Cadillac estaba puesto en el modo de velocidad crucero.

Sobre el hecho, agregó también a los medios locales: ”Pensé que sería una buena manera de alabar a Dios por un minuto. Creí que sería agradable en ese momento y por eso lo hice”. Su alabanza a dios y el querer alejarse de su esposa le costará caro, 21 mil dolares precisamente. Esa fue la multa impuesta al hombre estadounidense, que equivale 945 mil pesos






Comentarios