Será reemplazado por Carlos Mahiques, exministro de Justicia de María Eugenia Vidal.


Estaba acorralado, lo iban a desplazar y terminó renunciando. Así fue este viernes la salida del poderoso juez Juan Carlos Gemigniani de la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, donde será reemplazado por Carlos Mahiques, exministro de Justicia de María Eugenia Vidal.

Gemigniani renunció en las primeras horas de la mañana a la presidencia del tribunal después de haber sido denunciado por presuntos hechos de violencia de género y otros escándalos por abuso de poder que protagonizó en los últimos dos años.

En julio de 2016 y en un episodio que nunca se esclareció, Gemignani ordenó apresar a una secretaria de la Cámara Federal de Casación Penal. El hecho alteró la calma del edificio de Comodoro Py durante la feria judicial de invierno y todas las miradas se posaron sobre el magistrado.

El conflicto entre el juez y la secretaria María Expucci comenzó cuando no se pudo utilizar una sala de la Casación para una videoconferencia debido a que allí había cajas que imposibilitaban el uso. Solo por eso, el magistrado ordenó la detención de la funcionaria.

Por ese hecho y otros, los siete jueces que integran la Cámara de Casación habían convocado para este viernes a las 9 a un plenario con el objeto de discutir la continuidad o el desplazamiento de Gemignani como presidente del máximo tribunal penal del país.

Los magistrados convocantes al plenario fueron los camaristas Javier Carbajo, Ángela Ledesma, Ana María Figueroa, Alejandro Slokar, Guillermo Yacobucci, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky. El espíritu para desplazar a Gemigniani era mayoritario.

Pero el encuentro de los magistrados no llegó a la instancia de toma de una resolución dado que Gemigniani se anticipó y presentó su dimisión ante el plenario de integrantes de la Cámara.

El cuerpo le aceptó la renuncia y en su lugar asumirá desde el lunes próximo Carlos Mahiques, ex ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, designado por la administración nacional de Mauricio Macri.

El camarista ya había estado a un voto de perder su puesto en abril, días después de haber vivido un cruce con la camarista Liliana Catucci durante un acuerdo de jueces. Después de una discusión, el ahora renunciado juez echó a su colega de la reunión. Gemignani, en cambio, dijo que fue una decisión conjunta.

Gemigniani había presentado esta semana un descargo por escrito ante el Consejo de la Magistratura, en donde la Comisión de Disciplina lo había citado para que diera explicaciones por haber ordenado la detención de una secretaria por desobedecer una orden suya.

En el texto intentó justificarse diciendo que actuó “bajo error”. Los argumentos fueron considerados por la mayoría de sus pares como insuficientes e incluso hubo quienes llegaron a plantear que mostraron desconocimiento del Derecho y las circunstancias para ordenar un arresto.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios