Una de las actividades más recomendadas para todos los turistas que visitan Miramar de Ansenuza es conocer el museo de sitio del Gran Hotel Viena, descubrir su majestuoso porte, recorrer sus salas de moderno funcionamiento para la época, acompañadas del relato de sus misterios con guías especializados, es parte del encanto que más allá de la naturaleza, tiene para ofrecer la localidad turística por excelencia de la región de Ansenuza.

Cada año renueva sus propuestas para los visitantes, este es otro motivo incluso para volver a recorrerlo, para quienes ya lo hicieron, ya que visitar el hotel no solo brinda la oportunidad de conocer un lugar histórico, también invita a disfrutar de sus atractivos, como los espectáculos en las noches culturales.

Entre las novedades para la temporada, a las cinco visitas guiadas diarias, dos por la mañana y tres por la tarde, se agrega un servicio de cafetería en el mítico patio del Gran Hotel que ofrece desayunos y meriendas para los turistas. También se suma la visita nocturna los días viernes a las 23 horas y sus ciclos culturales de los miércoles, con artistas en vivo con el marco mágico del patio como entorno.

El majestuoso patio del Gran Hotel VienaArchivo web

Patricia Zapata es una de las guías y referentes del museo, nos comentó algunas de las novedades en cuanto a los artistas que se presentarán: “Este miércoles 13 de enero tememos la banda tributo a Joaquín Sabina que cada año nos acompaña y la gente disfruta, el miércoles 20 estará Peteco Carabajal, ya tenemos la mitad de las entradas disponibles vendidas. Quienes quieran retirar las entradas pueden hacerlo en el Hotel”, explicó.

“Recuerden que los cupos son limitados tanto para los eventos culturales como para las visitas, por los protocolos que tenemos que cumplir, tenemos mucho éxito en todas las propuestas que ofrece el Hotel”, aseguró la responsable del Museo.

Zapata adelantó entre las novedades que brinda, que comenzaron los trabajos para incorporar a las visitas guiadas a unos de los sectores que mayor curiosidad despierta en la gente, la antigua sala principal del hotel, identificable desde el exterior porque allí se encuentran los balcones frente al mar.

Ala frontal del Gran Hotel Viena que pronto será habilitada para visitantes.archivo

En este sentido destacó que el municipio empezó a acondicionar el sector principal del hotel: “Queremos agradecer a la Municipalidad y a la comisión que se propone esta difícil tarea de acondicionar este espacio, es una propuesta sumamente interesante que se va a sumar para los visitantes”, indicó Patricia Zapata.