Luego del clima inestable que desde el viernes se mantuvo en la región, finalmente llegó la calma ambiental, aunque algo más fresco por influencia del viento que sopla desde el sur anticipando la llegada del otoño.

Se esperan temperaturas entre los 18° y los 29° de máxima, con cielo parcialmente nublado a despejado. A futuro en la semana, las nubes comenzarán a ganar nuevamente el cielo a partir del jueves con alguna posibilidad de que se registre algo de lluvia hacia el fin de semana.

El Servicio Meteorológico Nacional mantiene alerta en el oeste de la región central del país por lluvias y tormentas, afectando la zona cordillerana del Mendoza y Neuquen. También en el la provincia de Formosa, oeste de Chaco y este de Salta. En tanto que en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires, rige un alerta por vientos.

Florencia Castro