Con más de 10 mil personas, quedó inaugurada la primera noche de la fiesta más grande de la ciudad de Alta Gracia.


Sin lugar a dudas, Abel Pintos es uno de los artistas más convocantes a la hora de hablar de festivales, y una vez más, su presencia en la 33º edición del Encuentro Anual de Colectividades no fue la excepción. Alta Gracia vibró al compás de sus canciones, con un público que disfrutó, cantó y bailó, demostrando gran admiración por el intérprete bahiense.

A pesar de una tarde que presentó alguna que otra llovizna, el clásico desfile inaugural recorrió las principales calles de la ciudad, con la representación de cada cultura y el acompañamiento de vecinos y turistas. Así comenzaba la primera noche del evento que se destaca por ser un crisol de razas.

Con movimiento alrededor del predio, los concurrentes se comenzaban a acercar, llenado el sector del escenario mayor, en el que se lucieron distintos ballets y artistas destacados como Dani y Popi, Natalia Torti, La Chuncana y Los Trajinantes, calentando motores en la previa de la figura principal.

Abel Pintos, minutos antes de subir al “Milo Morcillo”, en conferencia de prensa destacó “Cada vez que vengo, me encuentro con algo cada vez más grande. A mí me hace muy feliz regresar a Alta Gracia, porque es una fiesta que quiero mucho, porque me ha visto crecer. Canté en prácticamente todas las etapas de mi carrera acá, y yo he visto crecer a la fiesta también. Hay una conexión que al final trasciende un poco la cuestión del momento artístico o del momento artístico de la fiesta en sí misma. Se ha convertido en una especie de clásico”.

Luego, agregó “Y me honran las palabras del intendente (Marcos Torres) cuando dice que para él es difícil imaginar una edición de Alta Gracia sin mi presencia. Probablemente vaya a haber muchas de esa manera pero todo lo que hemos recorrido hasta hoy, y todo lo que nos queda compartir trasciende a la cuestión artística“.

El cantautor de éxitos como “Cien Años”, “La Llave” y “Quiero Cantar”, uno de sus últimos sencillos, subió a escena y no tardó en hacer lo suyo, convertir durante un poco más de dos horas, un momento vibrante y espectacular en la primera jornada de Colectividades.

En cuanto a las carpas y gastronomía, la concurrencia no fue elevada y presentan precios variados, aunque muchas personas manifestaron que eran elevados. Cabe destacar, que antes de que finalizara el show principal, muchas de las colectividades ya habían cerrado.




Comentarios