Mayra, comenzó con contracciones desde primera hora de la mañana. Con cuatro centímetros de dilatación, fue al Hospital y le dijeron que vuelva más tarde. Volvió a presentarse, y la respuesta fue la misma. Antes de llegar a su casa se dio cuenta que el nacimiento era inminente. La bebé llegó al mundo con la asistencia de su papá y su abuela.

A las ocho de la mañana, la mujer tenía turno en el hospital. Recién a las 9.30 fue entendida y, a pesar de tener cuatro centímetros de dilatación y ser hipertensa, le dijeron que volviese a su casa.

La familia volvió al hospital a las 11, tal como habían acordado y a las 12.30 la volvió a revisar la doctora. La respuesta fue la misma, que vaya a su casa del barrio Inalauquen. Esta vez, deberían volver alrededor de las 18.

Sin embargo, la bebé llegó al mundo asistida por su abuela y su papá. Al ver a su hija recién nacida, Mayra le dijo a su suegra que le saque el cordón de alrededor del cuello y se desmayó.

Su marido, llamó desesperado a urgencias pero sin éxito, finalmente se comunicó con el 911 y a los pocos minutos llegó una ambulancia privada. La familia fue trasladada a Zatti, donde también tuvieron que esperar hasta que los atendieran.

“Llegamos al hospital y los enfermeros estaban todos con el teléfono en la mano, algunos tomando mate. El único listo para atendernos era el pediatra. La doctora desapareció y después fue a hablarme mal a la sala”, aseguró el papá de la bebé en diálogo con “Noticiasnet”.

Acá hubo abandono de paciente, mi hija nació en mi domicilio, yo asistí el parto con mi mamá. Me cansé de llamar al hospital y nunca fue nadie, había dos ambulancias y los choferes no estaban. Tuvo que ir una ambulancia privada a buscar a mi señora, pudimos traerla y cuando llegamos los enfermeros estaban tomando mates, nadie estaba cumpliendo su tareas”, expresó con molestia.

Nadie me pidió disculpas, la doctora Clarisa Di Leo se acercó a provocarme, hablándome mal. Creo que buscó provocarme para que yo atente contra ella, pero le dije que iba a elevar una nota a la dirección del hospital y a hablar con mi abogado”, sostuvo.

Finalmente, tanto la bebé como su mamá se encuentran en buenas condiciones de salud, a la espera del alta médico. Por otro lado, la familia aseguró que presentará acciones legales contra la institución y contra la doctora.