El video de un productor del Alto Valle se volvió viral: Edgar Artero mostró como las manzanas de su chacra siguen en los árboles o caen al piso, lugar en el que permanecerán hasta que se pudra. “Esto lo veníamos anunciando; la manzana iba a quedar en el monte”, dice y remarca que “la manzana Gala no se puede vender”.

“Todo esto termina pudriéndose en el piso”, señala y agrega en medio de impotencia y bronca: ”En un pías donde hay falta de comida que ocurra esto...”. El productor habló sobre falta de mercado o espacio en este para que los pequeños productores puedan comercializar sus productos a un precio acorde.

Artero detalló que si decide juntarla por su cuenta, y consigue el personal que lo haga, el kilo se lo pagan $8, “acarrearla nos sale tres pesos, por lo que nos quedaría $5 por kilo, y el costo es 25 pesos”. Al mismo tiempo remarcó que a pesar de las gestiones que se hacen con las autoridades la situación no cambia.

Pequeños productores del Alto Valle

En diálogo con Buenos Días América, el rionegrino sostuvo que “el Senasa es lo peor que le ha pasado al pequeño productor. Está a disposición de las grandes corporaciones” y remarcó que “los únicos que tienen posibilidad de vender la fruta son los exportadores, que ahora se apoderaron del mercado interno”.

Éramos 6.000 productores y ahora no llegamos a mil”, se lamentó Artero y explicó que es lo que él desea hacer: “Cosecharla en un cajón, enviarla a Buenos Aires y que alguien la procese, la ponga en bolsita y la venda barata. A mi que me den $35 y que a ustedes no les llegue a más de 50″. Aunque sostuvo que “eso no le conviene a los hipermercadistas: ellos quieren vender poco y caro”.

Al ser consultado por las pérdidas que se van a registrar en la zona, el productor explicó que en “una hectárea de manzanas da entre 30 y 40 mil kilos de fruta, una chacra de 10 hectáreas da 400 mil kilos y hay hectáreas que se han perdido completas. El año pasado se habló de que se han perdido entre 70 y 80 millones de kilo de frutas”.

Esto no es Formosa pero es parecido, la comercialización de la fruta ha sido perversa”, repitió en varias oportunidades e hizo mención sobre la situación de la pera que ahora “únicamente se exporta”. Sobre el precio dijo que “$12 se paga este año y no es broma. Esto es cínico, vendemos los productos mas baratos de lo que lo producimos”.

Al mismo tiempo concluyó cuestionando el precio que tienen en el mercado las frutas y verduras ya que no coinciden con lo que se les paga a los productores: “La fruta tiene que ser de consumo masivo, no puede valer mas de $100″.