Una insólita respuesta de la Policía indignó a una vecina del balneario El Cóndor luego de que denunciara por teléfono que se estaba realizando una fiesta clandestina. La situación, que ocurrió el sábado en la madrugada, se viralizó en las redes sociales cuando la vecina de Viedma contó lo sucedido.

Ya mandamos el móvil, son todos menores de edad y le hicieron bajar la música. ¿Señora, por qué no se va a dormir si ya bajaron la música?”, dijo la mujer que respondieron las autoridades luego de que avisara telefónicamente que se estaba realizando una fiesta en el balneario. Ante esta situación, decidió realizar una exposición civil en la unidad policial de la zona, detalla El Cordillerano.

Vale recordar que la circulación nocturna está limitada de 1 a 6 de la mañana, y por esto Verónica llamó a la Comisaría 39 de El Cóndor a las 2:48 horas para informar sobre el evento que incumple las medidas sanitarias. Ante este llamado, los uniformados aseguraron que enviarían un móvil al lugar. Al parecer esto ocurrió pero no fue suficiente ya que las personas solo bajaron la música, por lo que la vecina volvió a llamar a las 3:19 y recibió la inédita respuesta que le sugería irse a dormir.

Indignada ante esta respuesta de las autoridades, pidió que la persona del otro lado del teléfono se identificara con nombre y cargo pero estos cortaron el teléfono. Insistió con el llamado, pero nadie respondió. Ante esta situación, la mujer expuso lo sucedido en las redes sociales y luego dejó asentado el proceder incorrecto de las fuerzas en la Comisaría. Ahora analiza realizar la denuncia en el Ministerio Público Fiscal en Viedma para que se tomen las medidas correspondientes con las personas involucradas tanto en la Policía como quienes organizaron la fiesta ilegal.