En las últimas horas se dio a conocer que una nueva especie de dinosaurio carnívoro fue descubierta en Roca. Los fósiles fueron hallados en piedras de 70 millones de años (Cretácico Superior), en la provincia rionegrina. El descubrimiento se dio durante una expedición liderada por el paleontólogo argentino y explorador de National Geographic Mauro Aranciaga Rolando. Se lo llamó “Niebla antiqua”, un dinosaurio carnívoro.

El artículo publicado por la reconocida revista dice: “Ya en 2010, en otra breve campaña realizada en la zona, el paleontólogo y doctor en Ciencias Naturales Fernando Novas y el Técnico Marcelo Isasi (miembros del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” MACN- CONICET) habían encontrado una vasta zona fosilífera que prometía grandes hallazgos. Pero fue recién en octubre de 2018, con el apoyo de National Geographic Society, que se completó un trabajo de excavación más exhaustivo en el que se encontraron cientos de restos fósiles de flora y fauna hasta el momento desconocida”.

La National Geographic compartió el nuevo descubrimiento de un dinosaurio en Roca.

A su vez, en la oportunidad explicaron que al animal se lo llamó Niebla por la pesada neblina de la zona en aquellos días y antiqua por la antigüedad a la que corresponden los restos recuperados. Los mismos fueron, partes del cráneo, la cintura pectoral y algunas vertebras, entre las piezas que más se destacan.

El paleontólogo, en la nota explicó también que “a partir del estudio anatómico realizado, se sabe que Niebla tenía una longitud corporal de aproximadamente 4,5 metros y, al igual que sus parientes, habría tenido brazos muy cortos y reducidos, así como también un tórax robusto. Sin embargo, Niebla poseía una serie de pequeños tubérculos sobre sus órbitas, diferenciándolo de otros abelisaurios de mayor tamaño, los cuales presentaban cuernos u ornamentaciones de distinto tipo”.

A su vez, agregó: “El tamaño de Niebla es una de las cosas que más nos llama la atención de este ejemplar, porque es mucho menor que sus parientes cercanos. Entre estos, por ejemplo, podemos encontrar a Carnotaurus de 8 metros o Abelisaurus con más de 7 metros de largo”, comenta el explorador. De esta manera, Niebla “cambia rotundamente nuestro panorama porque nos muestra que existían especies de menor tamaño que convivían con aquellos más grandes”.