Suyai tiene seis años y desde hace tres, espera una cirugía que le permita escuchar por primera vez. El día tan ansiado para ella y su familia por fin llegó: el pasado lunes la pequeña fue sometida a una cirugía bilateral de implantes cocleares en el Hospital Francisco López Lima de General Roca.

La cirugía fue financiada en el marco del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia bajo la Ley Nacional N° 25-415/01. Esta busca garantizar a los recién nacidos el acceso al estudio temprano de su capacidad auditiva y a tratamiento en caso necesario. Además establece la obligación de las prepagas a brindar las prestaciones necesarias.

La cirujana Gisela Eldahuk, oriunda de la ciudad pero radicada en Buenos Aires viajó especialmente para realizar el procedimiento y puso a disposición sus conocimientos sin ningún costo: “Este implante se logró por la insistencia de una mamá que jamás paró” dijo.

La operación fue realizada dentro del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia bajo la Ley Nacional 25.415/01. Foto: Río Negro

La preparación previa de una intervención como esta lleva entre seis meses y un año, pero por la pandemia los tiempos se alargaron. La operación de Suyai comenzó el lunes alrededor de las 8:30 y duro hasta las 13:30. Fue liderada por la doctora Eldahuk y el doctor Fernando Murcia, junto a un importante equipo de profesionales de la región.

El dispositivo implantado en la pequeña tiene una vida útil de 90 años y cada uno se realiza a medida. Este fue traído desde Austria por la empresa MED-EL. El dispositivo tiene una sección conectada con el nervio auditivo y transmite los impulsos eléctricos. La parte externa es la que codifica los sonidos del exterior en señales nerviosas.

Tras la exitosa operación, la pequeña Sunay se encuentra internada en buen estado de salud y en un mes comenzará la rehabilitación. Foto: Río Negro

Los médicos son optimistas en cuanto al éxito de la cirugía y la recuperación de Sinay, quien continúa internada, haciendo reposo pero en muy buen estado de salud. El periodo de cicatrización es de aproximadamente un mes y luego comenzará la rehabilitación en Viedma.

“La chiquita está espectacular y con ayuda podrá desenvolverse sin problemas. Aunque cronológicamente le lleve hasta dos años para igualar a los chicos de su edad” , dijo la doctora Eldahuk.

“Nos sentimos súper contentos, emocionados y felices. Son un montón de sensaciones encontradas por la proceso y el éxito de la operación”, dijeron los padres de Suyai.