"Tenemos constancia de eso", indicó el profesional de la salud, José Pacayut.


En el marco de una nueva jornada y de nuevos conteos de personas infectadas por coronavirus en la localidad de Viedma, se dio a conocer “la constancia” de los funcionarios sobre fiestas clandestinas y “karaokes” de hasta 40 personas que se realizan en la ciudad.

El doctor del hospital Artémides Zatti, José Pacayut, afirmó este miércoles que él mismo tiene constancia de muchas fiestas en ámbitos privados que se realizan y que por lo mismo llaman a la responsabilidad individual de las personas.

“Hablo de reuniones familiares y sociales, de fiestas clandestinas que hoy están dándose en Viedma permanentemente con 30, 40 o 50 personas. Hay DJ´s locales que hacen pequeñas reuniones con karaoke. Tenemos constancia de eso“, indicó en diálogo con el programa Entrega a Domicilio, de radio Nacional.

A su vez, agregó: “Hay una cuestión de responsabilidad social y esta enfermedad puntualmente requiere de un altísimo compromiso social y una altísima responsabilidad por parte de todos los ciudadanos para evitar el contagio”, añadió.

A pesar del aumento de contagios, en Viedma se organizan reuniones con karaoke

Por su parte, sobre el tema también habló el intendente de Viedma, Pedro Pesatti, quien descartó que un Estado policial pueda resolver el problema de fondo. “Tenemos que apelar a la responsabilidad indudable de cada uno. No existe otra forma de resolver la cuestión y nos pone en una impotencia y nos provoca una angustia enorme“, subrayó en diálogo con el programa La Lupa.

A su vez, agregó: “Existía una multa para quienes hacían encuentros sociales en una casa pero para aplicarla tiene que haber una causa penal. Si usted está haciendo una fiesta y yo la denuncio, tengo que ir a la justicia, tendrá que intervenir un fiscal para hacer cesar la fiesta y tiene que haber una orden de allanamiento para ingresar al lugar“.

Pesatti se mostró en desacuerdo con realizar esta normativa, por lo que aclaró que desde la Municipalidad “colaboramos, insistimos, reclamamos y tratamos de monitorear lo que hacen las distintas organizaciones del Estado pero no estamos empoderados para hacer cumplir ese orden”.

“Lo que podemos sancionar lo sancionamos. Controlamos la presencia del público en los negocios, el uso del espacio público y el tapabocas. Pero el resto de los incumplimientos tienen como órgano de aplicación la justicia federal, provincial y las fuerzas de orden público”, finalizó. 




Comentarios