Las malas condiciones climáticas se extenderán hasta el próximo miércoles 22 de julio.


Realizan en Río Negro tareas de protección en comisiones de fomento, junto a trabajadores rurales, funcionarios provinciales y municipales tras el pronóstico por “lluvias y nevadas persistentes”. 

La Autoridad Interjuridiccional de Cuencas (AIC) pronosticó “un ingreso de aire frío desde el océano Atlántico a partir de este lunes, que provocará descenso considerable en la temperatura, lluvias y nevadas persistentes” hasta el miércoles, según se informó.

La dirección de Protección Civil rionegrina desplegó un operativo con tareas de apoyo y abastecimiento de pobladores rurales de Lipetrén, Ojos de Agua, Anecón Grande y Clemente Onelli y en Colán Conhué a unos 93 kilómetros de ingeniero Jacobacci.

El personal del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, (SPLIF), de General Conesa y El Bolsón inició tareas de aprovisionamiento a pobladores en Ñorquincó con camiones y camionetas 4×4.

Según se informó, “se están realizando las gestiones correspondientes con el Ejército Argentino para la movilización de vehículos a oruga y un helicóptero en caso de que resulte necesario”.

A su vez, desde el Gobierno destacaron que “el rol de los agentes sanitarios” cobra fundamental importancia ante las inclemencias temporales de invierno ya que las dificultades afloran.

Tareas de prevención en Río Negro por intensas nevadas y lluvias (web).

Los agentes, “son el primer contacto con el poblador para comunicar una necesidad, y es quien toca la puerta de los hogares para consultar el estado de salud de los miembros de cada familia”, agregó la información.

Desde la Secretaría de Comunicación del Gobierno rionegrino se difundió el testimonio de Loriana Rodríguez, que hace recorridas visitando a los vecinos en Pilcaniyeu, a unos 60 kilómetros de Bariloche: “comúnmente aprovecho el viaje cuando vienen a buscar peones y a la vuelta espero a que me vengan a buscar o me vuelvo caminando”, explicó a las autoridades del gobierno rionegrino que recorren la región.

Las caminatas bajo la nieve duran “una hora y media, pero si el clima ayuda llego en media hora”, aclaró.

Asimismo, recalcó que “es muy importante el trabajo en equipo, del médico, la enfermera, los choferes, los agentes de salud y la vocación de salir a atender a nuestros pacientes”.

Buscan evitar accidentes en Río Negro (web).

“A veces tardamos hasta 8 o 9 horas en invierno para llegar a algún paraje, sin ninguna comunicación, conocemos a todos los pobladores, sabemos de sus dificultades y si es fácil o no llegar al lugar donde se encuentran”.

En el hospital de Pilcaniyeu trabajan tres agentes sanitarios, en “Pichileufu Arriba” y “Pichileufu Abajo” hay dos agentes más que “se ocupan de esa zona”, explicó.

En Corralito y Cerro Alto también hay un agente en cada lugar: “es un trabajo muy humano, uno lo elige por eso, por el contacto con la gente, somos los primeros en llegar, los primeros en entrar al hogar, tenemos la primera información para comentarles a los médicos”, precisó Rodríguez.

Mientras, las condiciones pronosticadas se mantendrían hasta el día miércoles.




Comentarios