La fiscalía alegó que habría mandado imágenes de esa índole a no menos de cinco personas.


Dio inicio este viernes el juicio a un hombre por tenencia y distribución de pornografía infantil en la localidad rionegrina de Conesa, según contó VDM Noticias. El mismo realizaba la difusión del material mediante la red social WhatsApp.

En la presente instancia, se buscará probar que el acusado es penalmente responsable de los hechos que se le imputan. La fiscal del caso es Paula Rodríguez Frandsen; el defensor penal, Camilo Curi Antún y el Juez, Carlos Reussi.

La jornada comenzó con alegatos de ambas partes y las teorías propuestas de los hechos. La fiscalía manifestó: ”El hombre facilitó al menos cinco archivos con imágenes de menores de edad con fines predominantemente sexuales, desde su celular a través de whatsapp”.

La fiscal Paula Rodriguez Frandsen.

También precisaron que tendrán dos testigos: la ex esposa del acusado, que efectuó la demanda, y un perito informático que demostrará las pericias hechas al teléfono celular sustraído del hombre.

La defensa planteó el vínculo entre demandante y demandado, los dos años que transcurrieron de los supuestos acontecimientos y cuestionó los allanamientos donde se buscaba una cámara de fotos, que finalmente no se encontró.

A su vez, dijo que se investigó el teléfono que su defendido usaba y no pudieron observar ninguna imagen que lo incrimine. Expresó de este modo que el móvil requisado por los profesionales bajo órdenes de Rodríguez Frandsen no era usado por su cliente.






Comentarios