Este viernes acabaron las audiencias del juicio a Javier Tordi, por abuso sexual simple en una fiesta de estudiantes del Colegio Vecchi, según informó VDM Noticias. Allí, la fiscal volvió a pedir que se lo declare culpable por haber besado sin consentimiento y de manera reiterada a una menor de edad.

Paula Rodríguez Frandsen esgrimió en su alegato: ''Existe una condena social y una penal, la existencia de aquella no implica que se deba prescindir de la penal''.

También detalló que el no consentimiento de sus actos ya fue acreditado previamente en el debate: ''se relata el beso y en qué circunstancias se produjo y eso lo cuenta no sólo la víctima sino otras amigas''.

Paula Rodríguez Frandsen, fiscal del caso (Foto: Todo es Política).

Sobre la ingesta de alcohol de la chica, que agravó el abuso, manifestó que fue ''un elemento más que indica la falta de consentimiento ya que del propio relato de la víctima surge que no recuerda de forma clara los hechos''.

Finalmente, sentenció: ''De los relatos surge que el imputado besó a otras dos menores más''. Mas ello, puntualizó: ''Solo una tuvo la valentía de denunciar a este lobo con piel de cordero, con todo lo que esto implicó''.

Luego de esta etapa, en el proceso judicial, se llevará a cabo la audiencia en la cual se declarará al imputado como culpable o inocente, según lo determine el tribunal.