Lila Grace Moss, la hija de la supermodelo británica Kate Moss, está rompiendo estereotipos en las pasarelas con su más reciente participación en el desfile de Fendace, la colaboración de Fendi y Versace.

//Mirá también: Top transparente y pezoneras doradas: la nueva moda que revoluciona Europa

La modelo, de 18 años, se subió a la pasarela con un body blanco y estampado con diversos detalles en tonos dorados. Sin embargo, su atuendo no fue lo que más llamó la atención.

Lila Grace, la hija de Kate Moss.

La joven decidió dar visibilidad y apoyar con su ejemplo a millones de diabéticos en todo el mundo al lucir su bomba de insulina de forma visible durante su paso por el escenario.

Lila Grace caminó sobre la pasarela sin ocultar su bomba de insulina.

Es que el gesto de Lila Grace Moss ha sido aplaudido y resaltado por diferentes asociaciones a nivel global, ya que los niños y adolescentes con diabetes, suelen sentirse avergonzados por llevar dispositivos pegados al cuerpo.

Varias organizaciones han aplaudido el gesto de la modelo.

Otra modelo hizo un gesto parecido

Esta no es la primera vez que una modelo da visibilidad a la diabetes. La australiana Bambi también habla con franqueza del tema y hasta ha compartido su rutina de cuidados.

//Mirá también: Cejas decoloradas: la llamativa tendencia que está conquistando las redes

No me importa mostrarme inyectándome insulina. Esta es mi vida. Me pongo insulina lenta una vez al día y rápida con el desayuno, la comida y la cena. Antes llevaba bomba pero ahora he vuelto a los bolis”, señaló la modelo australiana.