Laurita Fernández atraviesa un gran momento profesional. Es que luego de conducir el Cantando, ahora redobló la apuesta en ese rubro.

//Mirá también: Laurita Fernández posó sin maquillaje y en top desde su casa

La bailarina recién estrena su nuevo programa.Instagram

La bailarina conduce El Club de las Divorciadas, programa de El Trece que ya ha tenido varias repercusiones y que pelea por el rating todas las tardes. Sin embargo, también tiene tiempo para espectaculares producciones.

Frente a sus 4.5 millones de seguidores, la rubia muestra todos los detrás de escena. En esta ocasión se trató de la portada para la revista Caras donde, además de brindar una entrevista, lució hermosos outfits.

Uno de ellos fue un look “total white” conformado por un top de seda y encaje unido por finas tiras en la parte delantera que mostró mucha piel. Lo combinó con un pantalón y tacos del mismo color que le dieron un tono súper canchero.

Con su rubia cabellera sobre los hombros y el sol reflejándose encima, posó en dos videos en sus historias, antes de compartir el resultado final en su Instagram, con postales en primera plana.

Laurita Fernández en un look "total white"Foto: Instagram @/holasoylaurita

Laurita y el amor

A pocos meses de separarse de Nicolás Cabré y enfrentándose a rumores de relación con Cachete Sierra, Laurita contó que no está buscando novio en este momento. “No soy enamoradiza. Tampoco soy de salir por salir. Estoy re bien sola. No lo sufro, al contrario, disfruto”.

Si estoy con alguien es porque realmente estoy enamorada y quiero dedicar mi tiempo, que es algo súper valioso, y compartir cosas. Si no estoy enganchada, no”, agregó.

Laurita Fernández y Nico Cabré, antes de separarse (Instagram)

//Mirá también: Laurita Fernández se mostró con una enteriza animal print en el mar

Sobre como quedaron las cosas con Cabré dijo: “Él está en otra etapa de su vida, de su trabajo, sin duda. Nos llevamos 10 años. Claro, para ser mamá y tener familia yo quiero esperar y hacer otras cosas antes. Siempre me imaginé el ser mamá un poco más grande, tengo 30”.