Los videos virales de los gatos son un clásico: es que las mascotas suelen meterse en lugares raros o hacer cosas extrañas como cuando se enojan o imitan conductas humanas. Por una u otra razón son muy atractivos y siempre tienen momentos muy cómicos.

En Hoofddorp, Holanda volvió a suceder: un gato gris quedó atrapado en una medianera de cañas. Una vecina trataba de ayudarlo, pero ante los extraños y satánicos ruidos que emitía el felino, no pudo contener la risa.

El animal se había escapado de su casa y quedó atrapado: totalmente inmóvil en lo alto de la estructura, atemorizado, y emitiendo una serie de sonidos de lo más curiosos.

La escena, que tuvo lugar el pasado 24 de junio, quedó grabada en video por Sierra Neijndorff, la vecina, quien no pudo evitar soltar alguna carcajada al final ante lo insólito de la situación.

A partir de entonces el video se volvió viral: recorriendo el mundo entero en Internet y generando sorpresa y risas en miles de usuarios anónimos que lo vieron y compartieron con sus amigos.