El intendente Walter Vuoto, mantuvoun encuentro con el pastor Cristian Villordo, a cargo de la Iglesia Nuevos Comienzos y presidente de la Fundación Manos Solidarias, donante de las camas emplazadas en el Polo Sanitario.

Vuoto mantuvo un encuentro con el presidente de la Fundación “Manos SolidariasPrensa Municipalidad Ushuaia

Durante la reunión Villordo contó al Intendente su propia experiencia, primero como impulsor en la fabricación de las camas del Polo y luego como paciente, ya que debió permanecer internado por COVID-19.

En ese sentido, agradeció “la visión de la gestión que se preparó y vio mas allá de las circunstancias; gracias a Dios se hizo y hoy queda demostrado que sirvió”.

Asimismo, el pastor explicó que: “cuando surgió la posibilidad de colaborar nos pusimos a disposición del Intendente. En la fundación tenemos un equipo de herrería donde enseñamos el oficio y pudimos colaborar fabricando las camas del Polo Sanitario”.

Vuoto mantuvo un encuentro con el presidente de la Fundación “Manos SolidariasPrensa Municipalidad Ushuaia

Por otro lado, Villordo comentó que debió transitar su internación por COVID-19 en este espacio, en el Polo Sanitario, haciendo uso de las mismas camas que fabricó y en ese contexto expresó “le decía recién al intendente, hice las camas y las fui a probar, son cosas del destino. Me tocó estar ahí y salir adelante. Aunque parezca insignificante contar con las camas es muy importante, más pensando en la situación que hoy atraviesa la ciudad”.

“He visto a conocidos y otros vecinos en el Polo. Es un trabajo muy importante el que hace la gente. Al principio se pensó que era algo exagerado de construir, pero ha quedado demostrado que sirvió y sirve. La visión de tener algo preparado de antemano es donde Él intercede por nosotros” remarcó Cristian Villordo.

Vuoto mantuvo un encuentro con el presidente de la Fundación “Manos SolidariasPrensa Municipalidad Ushuaia

Al finalizar el encuentro, el pastor agradeció “la importancia de contar con una gestión que ve más allá de las circunstancias. Doy gracias a Dios por esta preparación, que ayudó a cientos de vecinos a transitar este difícil momento. Sé que muchos salieron adelante gracias a este espacio y también sé que otros tantos no pudieron lograrlo, pero tuvieron un lugar donde estar acompañados”.