Se acerca el receso de invierno y la gente quiere salir un tiempo al aire libre a compartir en familia, recrearse y caminar, pero en nuestra ciudad no es tan fácil si hablamos de senderos urbanos o los que están un poco más alejados. A veces se producen algunos incidentes de los cuales se debe activar un protocolo de auxilio. Es por ello que Daniel Vázquez, director de Defensa Civil Municipal brindó recomendaciones que no deberíamos desestimar a la hora de salir.

Trekking Ushuaia en de zona no boscosa. La altura supera los 500 msnm.

Daniel Vázquez dijo “Tenemos un área que permanentemente está involucrada en mucho trabajo en la ciudad, sea de emergencia o prevención. Sumado a esto, ser parte de la Comisión de Auxilio, también nos implica bastantes actividades, pero es algo que uno elige y con el grupo de trabajo que tenemos, la verdad que lo hacen con mucho cariño”.

Actualmente en esa dependencia son alrededor de 30 personas que trabajan todos los días en diferentes departamentos: Comunicaciones, Operaciones, Logística, Capacitación y Administración. Ellos están atentos ante cualquier novedad, llamado o contingencia. En este sentido, las actividades en montaña son las que más hacen sonar el teléfono de emergencia, ya que la gente se volcó a hacer reconocimientos de zonas que antes no hacía.

Edificio Defensa Civil Ushuaia.

La actividad de Trekking, va en aumento y todavía hay que tomar más recaudos dentro del cuidado personal y el equipamiento para salir. “A mayor cantidad de gente transitando las sendas, siempre hay posibilidades de que aumenten las posibilidades del riesgo de algún incidente. No solo el turista, sino la gente local es una forma que también ha decidido practicar, Desde hace ya varios años, hemos notado que la población ha adoptado el trekking como una actividad familiar”, remarcó Vázquez.

Aunque en invierno el trekking disminuye, los riesgos tienen un plus por la presencia de nieve, hielo, las variaciones del terreno y de la meteorología. Es por eso que hay que tener en cuenta las variantes del sendero, porque de acuerdo a donde uno vaya, puede ser de complejidad baja, media o alta. “Muchas veces no se dimensiona el riesgo que lleva transitar este tipo de senda o el equipamiento que se necesita para hacerlo y la gente se va aventurando”, dijo Vázquez y remarcó que muchas veces son personas que se animan a salir alentados por las redes sociales, conocidos o gente que tiene la experiencia de haber ido, y cada vez, la gente se va alejando un poco más buscando mayores conquistas, incluso desestimando las complejidades de los senderos.

Cada vez, la gente se anima a salir a hacer trekking y va conquistando nuevos lugares.

Siempre recomendamos que la actividad es muy linda. Tenemos muy lindos lugares para transitar. Lo único que hay que hacer es asesorarse, reconocer las limitaciones que tenemos y buscar la mejor manera de terminar la salida”, resaltó. También hay que reconocer las zonas donde vamos a transitar, ya que existen senderos dentro y fuera de la zona boscosa. Cuando nieva, los senderos que están fuera de la zona boscosa se cubren y no se puede ver por donde va pisando uno. Esto presenta un gran riesgo de caer en una grita rocosa o en grietas glaciares, que puede llegar a generar quebraduras o fatalidades. El director de Defensa Civil marcó como zona de alta complejidad los senderos por fuera de la zona boscosa, tales como: Cerro Vinciguerra, Cerro Alvear, Glaciar Martial y la zona de Olum, entre otros. En estas zonas se supera la cota de 500 metros y el terreno se pone cada vez, más duro.

Ante alguna emergencia, las personas se pueden comunicar al 103 que, al recibir el llamado, se activan protocolos y se activa la Comisión de Auxilio Ushuaia, conformada por personal de diferentes instituciones. Ellos ayudan telefónicamente a los extraviados en senderos o salen al encuentro de la persona que realizó el llamado y proceden a la evacuación, en caso de haberse producido un incidente.

Cartelería en senderos y lugares donde la gente sale a pasear y hacer trekking.

En este sentido, recientemente recibieron una donación de material nuevo que se suma al material existente. También cuentan con un drone específico de rescate. “Nos permite llegar hasta la víctima y tiene accesorios como son parlantes. Desde el lugar que se despega podemos dar instrucciones de pre arribo de los equipos de rescate. Tenemos cámaras térmicas para hacer búsquedas de noche, luces. Son todos recursos que se van sumando”, indicó. Lo que hace falta y desde la institución no cree que se vaya a adquirir es un helicóptero, pero ante una aeroevacuación, se puede contar con la participación de una empresa privada que aporta su aeronave.

Daniel volvió a recomendar que antes de salir a una travesía se debe dedicar un tiempo en la observación de datos meteorológicos, no ir solo, ver la hora de salida, y tener en cuenta la vestimenta a utilizar: un buen calzado, bota de trekking de caña alta que contenga la articulación del pie, térmica, ropa de abrigo liviano y ropa impermeable. También recordó tener en cuenta la señalización de los senderos, la cartelería y por sobre todo, remarcó que ante un llamado de emergencia, el despliegue no llega de inmediato. “Los tiempos de respuesta, son los tiempos que le tardaron a ellos en llegar hasta el lugar. Hasta que se activa la Comisión de Auxilio, hasta que se mandan los recursos en la senda y después hasta que se empieza a caminar y llegar hasta la persona, la verdad que es un tiempo importante. Entonces no es que tienen que esperar hasta lo último para decir ‘me pasó algo’. Apenas pasa, avisen”, remarcó.

Ropa recomendada para salir al aire libre.facebook
Elementos del equipo personal.facebook