El 80% de las denuncias que tramitó el Ministerio de Trabajo de Tierra del Fuego desde el inicio de la pandemia de coronavirus se relacionan con despidos o suspensiones en violación a los decretos de necesidad y urgencia (DNU) que lo prohíben expresamente, según lo informó hoy el Gobierno Provincial en un relevamiento oficial.

De acuerdo con el informe, la cartera laboral fueguina atendió 5.435 presentaciones en sus delegaciones de las ciudades de Ushuaia y Río Grande, desde el 16 de marzo y hasta el 30 de octubre pasado. De esa cantidad, el 80,6% corresponde a "despidos o suspensiones derivadas del incumplimiento del DNU 329/20. Mientras que el 13,8% hicieron referencia a "reducciones salariales"

A su vez, un 3,8% fueron denuncias por "incumplimiento de los protocolos sanitarios" y un 2% por "trabajo no registrado".

En relación a los despidos y suspensiones, el Gobierno fueguino precisó que la mayoría se debió a "la extinción del contrato de trabajo sin causa justa" mientras que el resto fue por suspensiones y otras causas.

En tanto, a raíz de la intervención del Ministerio, y con la participación conjunta de la cartera nacional de Trabajo, se "concretaron 119 acuerdos homologados" de los que "el 47,9% corresponden a empresas de Ushuaia y el 52,1% a firmas de Río Grande", señala el informe.

De esa forma, 1.564 trabajadores fueron alcanzados por los acuerdos (844 de Ushuaia, el 55,38%, y 680 de Río Grande, el 44,62%) mientras que el resto continuó sus reclamos por otras vías.

"Las denuncias ingresaron en forma virtual y ante las delegaciones de cada distrito. Y se contabilizaron las referidas a diversas tipologías laborales y sanitarias por incumplimiento de empresas con actividades comerciales e industriales en la provincia", indicó el relevamiento difundido este lunes.

También se informó que las denuncias tuvieron un crecimiento significativo, entre el 1 de septiembre y el 30 de octubre, período en el que produjeron 2.300, casi la mitad del total.