Juan Carlos Arcando, ex vicegobernador de la provincia de Tierra del Fuego, habló en Radio Mitre Ushuaia, acerca de la situación que vive la provincia de acuerdo a la pandemia. Desde que vino a la ciudad, pasaron 42 años y sabe bien qué se respira en las calles, qué necesita la ciudad y la provincia, ya que decidió radicarse aquí desde entonces. Si bien es nacido en Córdoba, es un fueguino por opción.

Juan Carlos Arcando en Vía Ushuaia Radio (2019).

Cuando comenzó la pandemia, ya estaba alertado de las posibilidades de contagio y aunque dijo que, al principio, no se le dio la importancia suficiente, notó que, en cada lugar, en cada vuelo, había una persona de origen asiático, lo cual permitió inferir que no estábamos tan lejos del virus como se creyó.

Desde su óptica dijo que "la primera cuarentena sirvió para poner en óptimas condiciones el sistema de salud, por lo que se venía conociendo de lo que pasaba en China", después las medidas de bioseguridad. Arcando recordó que la ciudad fue en su momento, la primera en reportar mayor cantidad de contagios, en relación a la cantidad de habitantes, en el país y esto guarda relación a la cantidad de turistas extranjeros que llegaron a la ciudad.

Vicegobernador (mandato cumplido) Juan Carlos Arcando.

"Uno empezó a alertar de esta situación, una vez que pudo controlar lo que pasaba en Ushuaia", dijo y si bien, destacó el resultado positivo del aislamiento preventivo, la situación requería de políticas públicas de salud para mantener la situación controlada. "Nosotros tenemos 3 posibilidades de ingreso: la Ruta 3, el avión o el puerto. Eso era todo lo que teníamos que controlar", remarcó e hizo hincapié que luego de un período de aparente control, se llegó a la situación de relajación.

El ex vicegobernador fueguino, habló de cómo se fue desarrollando la pandemia en Ushuaia y la provincia, las manifestaciones de "los anticuarentena", los cuidados de responsabilidad individual y cómo llegamos a la fase 5. "Llegamos en el peor momento", dijo haciendo referencia a que, en ese momento, se dieron fechas de reunión social y sin encontrar el origen de la causa, el virus se propagó.

Arcando dijo que deberíamos haber tomado precauciones con las personas y las cargas que llegaron a Tierra del Fuego.

Por eso, resaltó que tendríamos que haber tomado las precauciones con las personas y las cargas que llegaban a la provincia. "Yo hubiera hecho lo que recomendaban muchas provincias, de que la gente que ingresaba iba a un hotel, tenía ahí los 14 días. Por eso, el Estado contrataba enfermeros, contrataba médicos, contrataba cocineros y personal de limpieza, que estaban los 14 días junto con las personas que estaban alojadas en el lugar y una vez que terminara la cuarentena, se le hacían el examen correspondiente, o sea el hisopado o testeo que se le hace y los dejaba recién incorporarse a la vida normal de una ciudad. Bueno, todas esas cosas no las hicimos", indicó.

Otra cosa que marcó fue la situación en Río Grande a través del contagio de una persona perteneciente a la fuerza policial de la provincia. También los familiares que llegaban del norte que, si bien hacían la cuarentena, "el que convivía en la familia, seguía saliendo", dijo y haciendo una reflexión retrospectiva reconoció que "Cometimos muchos errores", poniéndose en la línea de responsables.

El virus COVID -19 dejó grandes pérdidas en la provincia.

Arcando también indicó que va a ser muy difícil. "Cuando se disparan los contagios, es muy difícil rápidamente controlarlo como hicimos en su momento, porque la gente se cansó, le dejó de tener miedo al virus. Todo ese proceso de información, de concientización y de todo lo que se tenía que hacer en el transcurso de todo, no se hizo", dijo y agregó que "hay como una ausencia de liderazgo por parte de quien se eligió para conducir los destinos de la provincia y de los colaboradores más inmediatos de él".

Alertar, acondicionar, completar y capacitar el sistema de salud, fue lo que Arcando mencionó que se debía haber hecho. Resaltó la medida a tiempo que tomó la Municipalidad de Ushuaia, al reacondicionar el Microestadio "Cochocho Vargas" como Polo Sanitario. Recordó las palabras del Doctor Sánchez Posleman, quien advirtió en su momento de la gravedad del caso y los posibles contagios.

Polo Sanitario de la ciudad de Ushuaia.

El ex mandatario exigió que de ahora en más se tomen políticas más acertadas, que llamen a todos los actores del sistema de salud. "Solos no van a lograr lo que quieren. Vivimos en una sociedad y esta sociedad nos exige de debemos trabajar en conjunto. Creo que habría que haber reforzado el apoyo a los recursos humanos más críticos, han sido mal utilizados y tempranamente desgastado, porque la gestión fue deficiente, porque no se los capacitó y hubo una pobre coordinación".

Por otro lado, pidió una mayor apertura de la actividad comercial y de cuentapropistas. "La situación es crítica y muchos vecinos la está pasando mal", dijo. También llamó a la responsabilidad  individual de las personas a usar las medidas de seguridad que están establecidas en los comercios abiertos, como el uso de alcohol en gel, el tapabocas y ser responsables con esto. "Si yo me protejo, te estoy protegiendo a vos, y si vos te proteges, me estás protegiendo a mí y si yo me protejo, estoy protegiendo a mi familia también. Entonces es toda una cadena, hoy la responsabilidad es nuestra".