Clemente Vidal Oliver es el abogado del Centro de Empleados de Comercio de Ushuaia (CECU), quien mantuvo una entrevista telefónica con Radio Mitre Ushuaia. En la misma, se abordó el tema relacionado con las protestas que se vienen realizando hace una semana en frente al edificio del Ministerio de Salud y otros lugares. Por esta razón, funcionarios del ministerio, realizaron una denuncia por poner en riesgo al personal y al material depositado en el edificio, el cual sería altamente inflamable.

Funcionarios del Ministerio de Salud denunciaron a los trabajadores del CECU que protestan en las puertas del edificio ubicado en avenida Alem.

Con respecto de la denuncia, el abogado expresó que "honestamente me sorprende un poco. Lo que no alcanzo a entender, cuáles serían los insumos sanitarios puestos en riesgo, ni donde están". Asimismo, expresó no entender "la relación de causalidad entre poner en riesgo los insumos y una protesta pacífica con bombos y fuego en el cordón de la vereda".

El letrado dijo que si es verdad que hay material inflamable, habrá que ver primero si el lugar está habilitado como para que haya sustancias de esas características. "Si yo fuera un vecino del Ministerio de Salud, ahora mismo me estoy preocupando notablemente. Si usted me dice que tengo 20 millones de pesos en insumos inflamables en algún lugar del Ministerio de Salud, que corren el riesgo de que porque yo prendo un fueguito en el cordón de la vereda incendiarse y generar un holocausto y contaminar a toda la provincia después del COVID-19, porque nos vamos a quedar sin insumos, yo como vecino, a lo mejor me preocupo un poco, pero honestamente me voy a reír también", disparó y recordó que hace una semana que la protesta se viene llevando a cabo y ahora se acuerdan que hay insumos de riesgo.

La protesta del CECU se desarrolla con bombos y fuego controlado, pero de manera pacífica con presencia policial.

También Vidal Oliver

hizo un resumen histórico de la situación y recordó que a

mediados de 2018

todas las empresas de limpieza, aplicaban el convenio colectivo de empleados de comercio a sus trabajadores. "Allá por esa época,

apareció un vivo que empezó a no pagar el convenio colectivo

a empleados de comercio y

empezó a pagar la mitad a sus trabajadores

, con lo cual

tenía una ventaja fundamental, monumental sobre sus competidores a la hora de licitar con el gobierno.

Con el único que trabaja, es con el gobierno de Tierra del Fuego, no tiene clientes privados que conozcamos

”, dijo y expresó que en licitaciones era el más bajo en relación con los que se presentaban a competir.

El abogado recalcó que la situación fue puesta en conocimiento al gobierno en la anterior gestión, las causas del problema y las consecuencias que traería aparejadas. Es por eso que también expresó enérgicamente que "es mentira que esto apareció ahora, que el gobierno de esta actual gestión no sabía, es mentira lo que dice el contador Bahamondes de que esto es un problema político, porque en enero de este año se le hizo saber al gobernador la problemática que iba a enfrentar si esta empresa volvía a obtener licitaciones de esta manera. Al señor Bahamondes también se le hizo saber, pero en junio". Ante los avisos, los funcionarios provinciales no emitieron respuesta.

La protesta del CECU también se realizó en frente de las oficinas de AREF con la misma modalidad.

Por ello, el representante legal de los trabajadores del CECU, se puso en el lugar de los manifestantes y los comprendió en el sentido de su reclamo, ya que hace mucho tiempo que vienen trabajando y en medio de la pandemia

,

no cuentan con una cobertura social, tienen la misma baja remuneración y los mismos insumos de trabajo

. Cansados de todas estas cuestiones que comenzaron hace unos años "dijeron, 'bueno listo, protestemos'", dijo. A su vez, remarcó que el lugar elegido por los manifestantes para los encuentros no fue en las oficinas del

Dunezat

porque

no los reciben

y en su lugar, fueron a los lugares donde se habían prestado los servicios.

En cierta oportunidad, se cortó el servicio de limpieza en el Ministerio de Salud, en el hospital y los CAPS, "

a pedido del gobernador se levantó la medida de fuerza

, porque el gobernador dijo que

él se iba a ocupar de esto en persona

. Lo cierto es que hasta el día de hoy parecería que,

no pudo, no supo o la línea no le informó adecuadamente o no sabemos qué pasó

, pero de pronto

no hubo más diálogo con el gobierno

y ahora nos encontramos con este tipo de cosas. Con un

Ministerio de Salud que ahora guarda inflamables

, con un

Ministerio de Trabajo

que dice que

'la responsabilidad es de cualquiera, menos mía'

y así estamos”, indicó.

El gobernador Gustavo Melella dio su palabra y dijo que él se iba a ocupar en persona. Al momento no hay diálogo con los trabajadores y la situación no se arregló.

Con respecto a la denuncia radicada por el Ministerio, Vidal Oliver dijo que

"cuando me notifiquen alguna denuncia, la responderemos"

, dijo y agregó que

"no me parece una técnica muy saludable, apagar el incendio con nafta"

. No obstante recalcó que en medio del conflicto se despidieron a 6 empleados, incluidas 2 delegadas y sostuvo "si nadie lo va a parar como Estado, tenemos un problema grave.

Tenemos un problema gravísimo como Estado

, si es más importante la afiliación política del referente de un sindicato, que

preguntar y salvaguardar los derechos de los trabajadores

que son contribuyentes de ese Estado. Que son trabajadores que

vinieron acá a buscar un destino, como vinimos todos

. Entonces,

acá no puede haber trabajadores de primera y trabajadores de segunda.

Tierra del Fuego no merece esto, no merece que el Estado se beneficie a expensas de la pérdida de los derechos de los trabajadores

”, sentenció.