El Senado debatió durante casi toda la jornada de este jueves y mediante videoconferencia el proyecto de reforma judicial enviado por el Poder Ejecutivo y que, según el oficialismo, fortalecerá el fuero federal penal de la Ciudad de Buenos Aires y creará cámaras de apelaciones en las provincias.

La sesión especial que comenzó cerca de las 15 horas, con la aprobación por unanimidad de los ejercicios militares en el exterior de tropas argentinas. En el recinto sólo estuvieron presentes la vicepresidenta de la Nación y titular natural del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y las autoridades de la Cámara (la presidenta provisional, Claudia Abdala de Zamora; el vicepresidente, Martín Lousteau; el vice primero, Maurice Closs; y la vice segunda, Laura Rodríguez Machado).

Mientras puertas afuera del Palacio Legislativo, manifestantes autoconvocados por las redes sociales cumplen una vigilia luego de un abrazo simbólico en rechazo a la aprobación de la norma.

De los tres senadores que representan a la provincia de Tierra del Fuego, el opositor Pablo Blanco (UCR - Cambiemos) ya había adelantado que su voto iba a ser negativo, mientras que los dos parlamentarios oficialistas Matías Rodríguez (FPV) y María Eugenia Duré (FPV), votaron a favor del proyecto.

La Senadora María Eugenia Duré comenzó su discurso expresando "cuando hablamos de la justicia hablamos de la justicia patriarcal, esta justicia debe tener urgentemente una perspectiva de genero" y al respecto destacó "el proyecto busca introducir más mujeres al sistema judicial, no solamente en Buenos Aires, sino a nivel nacional"

Senadora María Eugenia Duré - TDF.

En este contexto detalló cifras actuales sobre la estructura judicial fueguina manifestando que "actualmente son 43 los magistrados en TDF y solo 8 son mujeres, además en el ámbito de los camaristas solo el 40% son cupos femeninos(60% hombres), mientras que a nivel nacional solo es el 28%" y finalizó diciendo, "por eso es primordial resolver esta disparidad, para poder contar con una justicia inclusiva".

El Senador Pablo Blanco comenzó su oratoria admitiendo que "este país necesita una reforma judicial, es totalmente necesaria, pero para llevarla a cabo debe ser en un conjunto, hace falta consenso de todas las partes y dejar de lado las diferencias".

Y fue tajante al momento de hablar sobre prioridades, expresó que "en este momento de crisis económica y social no es correcto que se gasten 1939 millones de pesos en generar 334 cargos ejemplificando que con ese dinero se pueden comprar vacunas contra el Covid para la mitad de la población argentina (más de 20 millones de dosis) o contruir un centenar de escuelas" y disparó contra el Presidente de la Nación sentenciando que "debe centrar en la necesidad actual de la población".

Pablo Blanco., Senador - TDF.

Además finalizó diciendo que la urgencia del sistema judicial en la provincia Tierra del Fuego es reforzar el Juzgado en lo Civil y Comercial ya que recibe anualmente muchas más causas (6000) que los Juzgados Penales (107). "Mi voto es negativo" enfatizó.

Finalmente fue el turno del oficialista Matías Rodríguez, quien comenzó diciendo "lo que se busca con la normativa es generar herramientas y ayudar a la justicia y criticó duramente a los opositores por sus dichos. "Antes de opinar los invito humildemente primero a leer el proyecto" dijo Rodríguez.

Matías Rodríguez - Senador Nacional TDF.

Y además fue tajante al referirse a la gestión anterior disparando "a aquellos que hablan de defender las instituciones no los escuché cuando Macri quiso poner dos jueces en la Corte Suprema por decreto, cuando presionaban jueces y fiscales a través de esa mesa judicial con liviandad e impunidad".