Desde este lunes se flexibilizan nuevas actividades en la provincia, por ahora sólo en Río Grande y Tolhuin. Ushuaia deberá esperar.


Una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus comenzó a regir hoy en la provincia de Tierra del Fuego, donde fue habilitado el comercio minorista en los municipios de Río Grande y Tolhuin, y además se permitió el ejercicio de numerosas actividades profesionales y la reapertura de peluquerías.

Las autoridades señalaron que la reapertura de los comercios se realiza bajo “rigurosas acciones sanitarias”, y no en la ciudad de Ushuaia, donde se concentra la gran mayoría de casos positivos de Covid-19 (125 de un total de 148) y las ventas continúan bajo la modalidad de delivery sin atención al público dentro de los negocios.

En cambio, en todo el territorio provincial vuelven a trabajar a partir de hoy distintos profesionales independientes, como contadores, abogados, escribanos, arquitectos e ingenieros.

También fueron habilitados para reiniciar sus actividades los kinesiólogos, psicopedagogos, nutricionistas, psicólogos, fonoaudiólogos, psicomotricistas y terapistas, de acuerdo a un protocolo específico.

Los denominados “comercios de cuidado personal” como las peluquerías trabajarán por un sistema de turnos, mientras que reabrirán sus puertas los talleres de verificación técnica obligatoria de vehículos y de reparación de embarcaciones, las inmobiliarias, empresas de seguros y de mudanzas en horarios restringidos.

El gobernador Gustavo Melella, explicó que cada rubro fue evaluado por los miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) que monitorea la evolución de la pandemia en el distrito.

“Con estas nuevas acciones buscamos un mayor movimiento económico y productivo en nuestra provincia, luego de un duro parate obligado con el propósito de mitigar la propagación del coronavirus”, sostuvo Melella a través de un comunicado.

En esa línea, aclaró que la flexibilización de la cuarentena “no significa que se haya ganado la batalla” porque todavía queda un tiempo largo de cuidados y de respeto por los consejos sanitarios, como el de uso tapabocas y el distanciamiento social”.

El mandatario provincial sostuvo que los últimos datos epidemiológicos son”alentadores”, y que en las próximas etapas del aislamiento será “fundamental la responsabilidad de la ciudadanía“.




Comentarios