La guía de montaña Loreto Fernández, explicó en Vía Ushuaia Radio, de qué se trata el proyectó que logró recuperar parte del bosque incendiado en Bahía Torito y Paso Beban, sobre la costa oeste del Lago Fagnano.


Loreto es guía de montaña y hace años trabaja en la provincia en pos de la naturaleza. En 2012 la zona de Bahía Torito y Paso Beban, se perdieron 1200 hectáreas por causa de un incendio provocado por un fogón mal apagado. Desde entonces, agrupaciones como la Asociación Argentina de Guías de Montaña, Club Andino Ushuaia, Club Andino Rio Grande, Club Amigos de la Montaña junto con la Dirección de Bosques de Tierra del Fuego se embarcaron en el proyecto denominado “Soy parte del bosque fueguino”, donde Loreto es coordinadora.

Loreto Fernández guía de montaña y coordinadora del proyecto “Soy parte del bosque fueguino”

“El proyecto comenzó con la idea de poder hacer algo por este lugar tan hermoso que se quemó en el 2012, en el verano que fue muy seco. Los guías dijimos ‘hay que hacer algo’, y por qué no algo tan simbólico como plantar árboles”, dijo Loreto. Así fue que se pusieron una meta de plantar 200.000 árboles en la zona de Paso Beban y Bahía Torito. Estos emprendedores, cuidadores del medio ambiente, no trabajaron solos. “Llevamos a más de mil voluntarios de la comunidad de Tierra del Fuego a plantar”, remarcó y agregó que lo más importante, el objetivo principal es lograr un sentido de pertenencia.

Incendio en Bahía Torito, recuperación del bosque

Aquel fatídico verano fue testigo del incendio, de la pérdida de especies del bosque nativo y de una parte del patrimonio natural fueguino. “No fue el incendio más grande que haya habido, pero fue el que más impactó. Estuvo 30 días el incendio activo y no se podía apagar. Vinieron brigadistas de todos lados de la Argentina”, recordó Loreto.

Incendio en Bahía Torito
(imagen de archivo)

Luego de 6 años de intensa labor, el bosque en esa parte se va recuperando, utilizando una técnica llamada repique directo. Es una tarea titánica y perseverante “la Dirección de Bosques nos señala a través de imágenes satelitales, los lugares que podemos ir a extraer plantines de 20 a 30 centímetros. Para preservar la genética del lugar tratamos de sacar los más próximos al lugar del incendio”, dijo. Cada voluntario lleva alrededor de 200 ejemplares y se los planta en la zona del incendio. Las especies son, por lo general, Lenga y Coihues, los ñires también se llevan, pero en menor cantidad.

Loreto Fernández en estudios de Vía Ushuaia Radio

La coordinadora del proyecto recordó los incendios en el Amazonas y remarcó la importancia que tiene contar con lugares prístinos, donde la naturaleza es la protagonista. Por ello la organización tiene como objetivo hacer una campaña más de plantación. “Siempre plantamos en otoño y en primavera, cuando es óptimo para los árboles, para que no sufran tanto estrés“, expresó y llamó a la comunidad a sumarse a este proyecto. Aunque ya hay gente anotada, los interesados pueden sumarse inscribiéndose en la página de Facebook de “Soy parte del Bisque Fueguino”. “Los días de semana es con la comunidad educativa y los fines de semana, con los vecinos”, remarcó.

Zona siniestrada en Bahía Torito

La financiación del proyecto va de la mano de la Ley de Bosques, que se encarga de los gastos para afrontar esta tarea. “Es un montón de plata para mover a la gente. Nosotros decidimos no mover simplemente a un grupo de gente que vaya a plantar, sino que mover a la comunidad. Creemos fervientemente que ese es el camino y ahora que ya alcanzamos la meta, nos encantaría empezar a tomar esto como ejemplo de aula abierta para que toda la comunidad tenga la posibilidad de intervenir y que deje este rastro de ser parte del espacio de uno”, dijo. También agradeció a las empresas que ayudan con la merienda y a los voluntarios que se suman al proyecto.





Comentarios