Con el lema “Cuidémonos entre todos”, una empresa de colectivo del servicio de línea urbana de esta capital, hizo obligatoria la vacunación para todos los chóferes de ese servicio.

Se aclaró que no es un servicio que abarque a AETAT (Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán), porque la cuestión no se trató en esa entidad.

Jorge Oscar Berretta, apoderado de Leagas S.A, Línea 10 emitió hoy un comunicado en el que indica que:

“Todos los/as integrantes de la empresa (Línea 10), que ante la exitosa campaña nacional y en particular provincial de vacunación contra el Covid 19, todo aquel empleado/a que no se haya aplicado la primera dosis y/o la segunda dosis según cronograma del Ministerio de Salud de la provincia a partir de mañana miércoles 11de agosto, no podrá presentarse a trabajar”.

Luego, indica que la empresa guardará su puesto de trabajo hasta que el chofer cumpla con el plan de vacunación existente, protegiendo de esta manera su salud, la de sus pares y la del público usuario.

Berreta precisó que en esa empresa hubo tres empleados que fallecieron por Covid-19 y que varios quedaron con algunas secuelas a causa del virus.