Durante la mañana de este jueves, unos 200 efectivos de distintas áreas de la Policía de Tucumán y divisiones de Bomberos Voluntarios retomaron la búsqueda del niño de tres años que desapareció el domingo pasado, cuando salió a jugar con un amigo en la localidad de Banda del Río Salí. En ese sentido, las tareas de búsqueda dieron inicio a las 6:00 de la mañana.

Asimismo, se extenderán hasta el inicio de la noche, desde Banda del Río Salí hasta Santa Rosa de Leales, con el fin de encontrar rastros del pequeño Brian. “Ayer se realizaron dos medidas de allanamientos en viviendas del barrio ampliación Los Fresnos”, señaló esta mañana el jefe de la División de la Policía Comisario, Mario Herrera.

En tanto, Herrera remarcó que estos operativos se ejecutaron con el fin de buscar “pistas para esclarecer cómo fue la desaparición del niño, pero los resultados fueron negativos”. Por otra parte, mientras avanzaban los rastrillajes en las márgenes del río Salí, la Policía detuvo al padre del niño desaparecido.

No obstante, fuentes policiales aclararon que la medida no está relacionada con ese caso, sino con un pedido de captura que tenía por una causa por amenazas. “El hombre se habría dirigido a la dependencia para informar que en su casa no estaba el pequeño ya que familiares lo acusaban de haberlo llevado”, informó Carlos Valdez, jefe de la Unidad Regional Este.

Brian fue visto por última vez el domingo por la tarde cuando fue en su bicicleta a la casa de otro niño, ubicada a pocos metros de la suya, para jugar. Según declaró la madre del otro niño, le dijo a Brian que debía volver con su familia ya que ellos debían salir. La bicicleta apareció en la vivienda de una tía de Brian, quien contó que la dejó ahí y luego se retiró sin decir a dónde iba.