En dos noches consecutivas, intervino personal policial de la Unidad Regional Oeste desactivó al menos cuatro fiestas multitudinarias en Tafí del Valle.

“Con el objetivo de que se respeten los decretos nacionales y provinciales vigentes para prevenir los focos de contagio de COVID-19, que prohíben las reuniones de más de 10 personas y la circulación de 1 a 6 de la mañana, se realizan controles en las villas veraniegas especialmente durante los fines de semana”, explicó el Jefe de la Unidad Regional Oeste (URO), Comisario Mayor Guido Romano, quien supervisó los controles realizados en coordinación con personal de la Dirección de Defensa Civil de Tafí del Valle.

En la madrugada de este domingo, personal a cargo del Jefe Segundo interino de la URO, Comisario Mayor Raúl Cornejo, intervino en tres fiestas clandestinas. Una de ellas se desarrollaba en una casa de grandes dimensiones en Barrio Chanout y había aproximadamente 350 personas.

Otra reunión tenía lugar en una vivienda en el Barrio Santa Rosa y había la misma cantidad de personas mientras que la tercera intervención se realizó en el Barrio Islas Malvinas con la presencia de más de 150 personas. En la madrugada del sábado, había sido desalojada una multitudinaria fiesta con más de 400 jóvenes en el Barrio Las Tacanas.

“Estas fiestas generalmente se dan en viviendas que los jóvenes alquilan con el único fin de organizar este tipo de eventos, que no están permitidos, porque no se respetan las medidas sanitarias ni de distanciamiento. En todos los casos, el personal de Defensa Civil secuestró varios parlantes con amplificadores, luces y bebidas alcohólicas que fueron decomisados”, informó Romano.