San Javier: Jaldo y Manzur reinauguraron la histórica Primera Confitería

Se reinauguró la Primera Confitería de San Javier.
Se reinauguró la Primera Confitería de San Javier. Foto: SECP.

El tradicional paraje volverá a abrir sus puertas al público luego de 33 años sin actividad.

Quedó inaugurada la revalorización y restauración de la Primera Confitería camino a San Javier, el tradicional paraje reabrió sus puertas al público luego de 33 años sin actividad. El acto estuvo encabezado por el gobernador, Osvaldo Jaldo y el jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Juan Manzur.

Inaugurada el 22 de mayo de 1938, y declarada Patrimonio Cultural mediante la Ley Nº7535 (Sistema de Protección Cultural), la Primera Confitería fue un icono de la arquitectura pública en el periodo que comprende las décadas del 30 y 40. Con el devenir del tiempo las construcciones fueron abandonadas, sin reinversiones y sin prestación de servicios lo que generó el gran deterioro de sus instalaciones.

Ante el gran valor histórico, cultural y arquitectónico que este inmueble representa para nuestra provincia, el grupo inversor Hotel Bicentenario SA buscó la revalorización del mismo a partir de acciones de restauración del edificio y su entorno, con el objetivo paralelo de ampliar la oferta de servicios y atractivos turísticos que pertenecen al circuito de las Yungas, dinamizando más aun el sector y reforzando a través de su arquitectura la identidad cultural y la historia de la comunidad.

“Hoy queríamos estar aquí acompañando para agradecer la decisión de empresarios tucumanos de seguir invirtiendo en la provincia y reconstruir gran parte de la Primera Confitería que es rica en historia y cultura”, sostuvo el Gobernador en dialogo con la prensa.

En esa línea, el Primer Mandatario destacó el trabajo conjunto con instituciones que tienen que ver directa e indirectamente con la actividad turística, como “la Federación Económica, Cámara de Turismo y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)”.

“Nos sentamos a ver estadísticas y vemos que Tucumán va creciendo en visitas turísticas los fines de semana largo en Tafí del Valle, El Mollar, San Pedro de Colalao. Y en San Miguel de Tucumán donde antes no teníamos los porcentajes de esta magnitud, estamos creciendo”, afirmó Jaldo.

Y continuó: “Dios nos dio un montón de bellezas naturales a los tucumanos que tenemos que acompañar con una infraestructura y esta es la política que tomamos desde el Gobierno provincial acompañado por el jefe de Gabinete en la Nación”.

“Entendemos que el turismo dinamiza la economía y nos genera fuentes de trabajo de manera inmediata. Por eso, tanto el Gobierno nacional como el provincial venimos trabajando de la mano con el sector privado con todo lo que tiene que ver con la actividad turística”, destacó Jaldo.

Y cerró: “Los tucumanos nos sentimos orgullosos de ver este lugar en las condiciones en las que está”.

Se reinauguró la Primera Confitería de San Javier.
Se reinauguró la Primera Confitería de San Javier. Foto: SECP.

A su turno, Manzur felicitó al Gobernador por la decisión política de impulsar y acompañar a la familia que invirtió en la provincia. “Ver esto resplandeciente después de 33 años es toda una alegría. Esto tiene que ver con el trabajo, con mostrar las bellezas naturales tucumanas, con generar turismo, trabajo, inclusión y mejorarle la calidad de vida a cientos de familias”, aseguró.

“Hoy damos un paso adelante con este símbolo del turismo que abre sus puertas para siempre”, sostuvo el funcionario nacional.

Participaron del acto el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado; el presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina; el senador, Pablo Yedlin; la diputada Rossana Chahla; los ministros Juan Pablo Lichtmajer (Educación), Lorena Málaga (Desarrollo Social), Miguel Acevedo (Interior), el ministro fiscal, Edmundo Jiménez; el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero; el legislador Gabriel Yedlin; y Carolina Vani representante de la Firma Bicentenario.

La obra

  • Edificio principal: es la confitería propiamente dicha, que consta de dos niveles, en planta baja y a partir del acceso principal se desarrolla la cantina y los sectores para servicio a clientes se desarrollan en galerías contiguas. En planta alta existen locales de servicio y sanitarios.
  • Edificio salón privado: se trata de un local con terraza, desborde y una estética contemporánea que buscará un dialogo con su lugar de pertenencia.
  • Sector merenderos: se encuentran en un sector abierto a la naturaleza del lugar, son construcciones bajas, materializadas en ladrillos comunes que forman figuras circulares cercadas de espacios destinados para circulación. Su imagen será conservada.
  • Sector hostal de montaña: espacio de pernocte en medio de la naturaleza
  • Sector de estacionamiento: donde antes existía una pileta con dimensiones considerables, se aprovechará el gran espacio existente para estacionamiento vehicular.