Personal de la División de Robos y Hurtos secuestró más de $70.000, una moto y un auto usados por una banda ‘rompevidrios’. Además, aprehendieron a uno de los presuntos autores del hecho investigado.

El jueves pasado un hombre denunció que había dejado su camioneta estacionada en calle Lavalle al 3.000 y que personas desconocidas rompieron el vidrio para robarle una mochila que tenía una notebook y siete mil dólares, entre otros elementos personales.

“Este tipo de bandas, que comete robo del tipo ‘rompevidrios’ y salideras bancarias, actúan movilizándose en autos con vidrios polarizados y otra persona a bordo de una motocicleta. A veces tienen información de dónde y cuándo perpetrar los robos, y otras veces son oportunistas”, detalló el Comisario Principal Miguel Carabajal, jefe de la unidad especial.

Con la intervención de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I°, a cargo del fiscal Diego López Ávila, un equipo supervisado por Carabajal, llevó a cabo una investigación con varias tareas que incluyeron la recolección de testimonios e imágenes de cámaras de seguridad. En ese marco, este lunes reconocieron en la vía pública el auto Ford Focus que habría sido usado para cometer el robo y lo secuestraron, aprehendiendo también a su conductor, un joven apodado “Tortuga”.

A raíz de ese procedimiento, se pudieron identificar algunos domicilios que estarían relacionados a otros miembros de la banda, y este martes se realizaron medidas judiciales ordenadas por el juez Dante Julio Ibáñez en viviendas de diferentes zonas de la capital tucumana.

Como resultado, lograron secuestrar $74.000 en efectivo, una moto marca Honda CBX 250, un teléfono celular, un DVR (grabadora de video digital) y numerosas prendas de vestir que podrían haber sido las utilizadas por la banda al cometer el robo.