Un insólito hecho tuvo lugar en la capital tucumana. Personal de la municipalidad capitalina detectó dos comercios “colgados” del alumbrado público. Se procedió a labrar actas de infracción, al corte de la luz y secuestró artefactos.

Se trata de un reconocido restó y una popular panadería ubicados en 25 de Mayo 800, frente a Plaza Urquiza. Personal de Vía Pública, Agencia de Protección de Espacios Públicos y Alumbrado Público de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, detectó conexiones clandestinas.

El subsecretario de Tránsito municipal, Enrique Romero, en diálogo con Los Primeros explicó que secuestraron los elementos utilizados por los bares para cometer el ilícito y labraron las actas para dar intervención al Tribunal de Faltas que deberán aplicar las multas que previstas.

El funcionario indicó que debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus, la intendencia autorizó el uso del espacio público, en calles y plazas, para que los bares coloquen mesas y así compensar la limitación que existe para la atención en el interior de los locales. Pero en este caso, hubo un claro abuso de parte de los encargados de estos dos bares, que ahora deberán enfrentar las sanciones previstas en el código de faltas.