Un voraz incendio arrasó el icónico Mercado Persia

Hay bomberos internados, vecinos evacuados e invaluables pérdidas materiales

Vista aérea del mercado colapsado, tomada por un vecino.
Vista aérea del mercado colapsado, tomada por un vecino. Foto: Benjamín Tanuré

Cerca del mediodía se desató un incendio implacable en el predio conocido como Mercado Persia, ubicado en Av. Salta al 200. En cuestión de minutos, el fuego, iniciado por causas que aún se desconocen entre los sectores 3 y 4, lo consumió todo. Los esfuerzos de 8 camiones bomba y más de 30 bomberos apenas alcanzaron para contener las llamas desatadas: el incendio logró llevarse parte de las paredes del edificio, provocando el colapso del techo, además de cifras incalculables en mercadería. Fueron 6 los oficiales internados, uno de ellos en estado reservado, según pudo trascender. Ante la impotencia, vecinos de la zona fotografiaron la furia del incendio y la enorme columna de humo negro que se levantó de las ruinas.

Se viven horas de angustia entre los puesteros, que lo perdieron todo, y miedo entre los vecinos, muchos de los cuales debieron ser evacuados por seguridad, mientras la avenida Salta se encuentra cortada por la valiente labor de Bomberos Voluntarios, mientras que empresas de gas y electricidad cortaron estos servicios, para evitar mayores daños.

Según parte de prensa del Ministerio de Salud se encuentran 6 pacientes internados en los Hospitales Ángel C. Padilla y Centro de Salud, uno de ellos con asistencia mecánica respiratoria, los otros 5 con politraumatismos e intoxicación de diversa complejidad, siendo el más grave de ellos resultante con fractura expuesta en pierna derecha. En el lugar del siniestro se encuentra el Dr. Luis Medina Ruiz, ordenó la derivación y atención de los 15 agentes.

Imagen del Mercado ahora, tomada desde un edificio vecino
Imagen del Mercado ahora, tomada desde un edificio vecino Foto: Benjamín Tannuré

El Mercado Persia se inauguró el 10 de diciembre de 1994, tras larga negociación entre la Municipalidad capitalina y los vendedores ambulantes. Los puesteros, que solían ocupar espacios en veredas y peatonales, lograron un acuerdo por un espacio situado en calle Salta al 600, que desde entonces es paseo habitual a la hora de comprar ropa a buen precio.

Las llamas se reflejan en las lágrimas de quienes ven con desolación como se consumen sus sueños, sus desvelos, y su sustento. Son más de 50 locales que lo perdieron todo, el edificio se encuentra inutilizado y con riesgo de derrumbes. Mañana no habrá puesto que abrir para los vendedores. Hoy el fuego no es sólo fuego, hoy, se nos incendió un pedazo del corazón tucumano, ubicado al 200 de la avenida Salta.